Comunicado Ante las nuevas acusaciones contra el diputado Freddy Guevara

Ante la imposibilidad de comunicarse con los venezolanos, por restricciones diplomáticas de la residencia del embajador de Chile, donde se encuentra en situación de asilo como consecuencia de persecución política por parte de la dictadura, el equipo de defensa del diputado Freddy Guevara y Voluntad Popular enviamos un mensaje al país frente a las últimas acusaciones del régimen en su contra.
Las nuevas mentiras de la dictadura contra Voluntad Popular y contra quiénes pertenecen al partido no son más que una nueva olla con la que pretenden pasar factura por las posiciones firmes que han mantenido. Recordamos que los que cometieron asesinatos, secuestros y otros delitos en el pasado para financiar su actividad política insurreccional contra la democracia, son los que hoy acusan a Voluntad Popular.
Al no contar con la sumisión de los partidos políticos para legitimarse en un fraude, acorralados por la crisis y la presión de la comunidad internacional, quieren cobrar a VP y sus dirigentes las decisiones firmes que han tomado. Freddy Guevara ha sido particularmente incómodo para la dictadura: al tomar las riendas de un partido combativo como Voluntad Popular, asumiendo el liderazgo de la calle en 2017, denunciando las violaciones a los derechos humanos ante la comunidad internacional, desenmascarando la corrupción desde la Asamblea Nacional.
Quieren pasar factura porque no se dejaron quebrar en un diálogo del que pretendían obtener cómplices y no lo consiguieron.
Quieren pasar factura porque querían ir a un parapeto de elecciones sin condiciones y en Voluntad Popular no se prestaron a convalidar el fraude.
No los van a amedrentar. Por cada dirigente detenido, perseguido o en el exilio de Voluntad Popular, saldrán cientos de jóvenes, militantes o no de los partidos, a seguir luchando por lograr el cambio en Venezuela.
Es público y notorio que el diputado Freddy Guevara se encuentra en situación de asilo en la residencia del embajador de Chile en Venezuela, porque se negó a darle un nuevo rehén a la dictadura. Nadie le va a creer al gobierno que desde allí estuviera fraguando atentados inventados.
La persecución y su situación de asilo solo lo impulsan a seguir luchando, por eso envía su solidaridad a quienes son amenazados por el gobierno en este intento por montar otra olla contra la dirigencia opositora y, en particular, contra VP.La preocupación que debe ocupar al país es que a diario mueren venezolanos por hambre y falta de medicamentos, eso no lo pueden tapar con una olla, con las mentiras de la dictadura.
El pueblo los conoce, sabe quiénes mienten y quiénes hacen cualquier cosa por quedarse en el poder. Nadie va a engañar a los venezolanos.
Le decimos a Venezuela que estamos en momentos duros, pero no perdamos la fe. Con estas arremetidas el régimen solo acelera su caída por las implicaciones que tienen ante la comunidad internacional y en el descontento de un pueblo que ya no los quiere.
¡Fuerza y fe!

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal