Caraballeda Golf Club: “La emboscada se preparaba desde hace ocho años”

Desde 2009 la directiva del Caraballeda Golf y Yacht Club ha cooperado con la Gobernación de Vargas y la Procuraduría de ese estado para la construcción de un centro educativo en terrenos que estuvieran disponibles en esa zona. Sin embargo, fue sorprendida con el decreto de expropiación del pasado 8 de febrero, que inicialmente los despoja de 48.000 metros de espacio de los hoyos 3 y 4 de los campos de golf.

 

 

 

El vicepresidente del club, Miguel Ángel Pérez, dijo que ignoran hasta dónde se extenderá la expropiación de los terrenos, pues en el decreto y la sentencia del Tribunal Cuarto del Municipio Vargas se limita solo al hoyo número 3, pero la juez en la inspección judicial incluyó el hoyo 4. “Desconocemos cuál es la verdadera intención con la medida. Nos dieron un primer golpe y ahora hay una amenaza latente. Es una emboscada que se preparaba desde hace 8 años”.

 

 

Hasta la fecha no se han podido reunir con el gobernador Jorge García Carneiro. “Estamos dispuestos a colaborar porque, pero es necesario que el gobernador y su equipo reflexionen sobre estas medidas que están causando mucho daño a la región”.

 

 

Pérez indicó que existen muchos problemas con los servicios básicos en la comunidad, que podrían profundizarse con la escuela. “Hay temas que se deben considerar como el ambiental, recreativo, deportivo y turístico. No nos oponemos a la educación, pero es inconcebible que en ese espacio puedan ubicarse 5.000 alumnos”, expresó.

 

 

“Deberían llamar a sus amigos en Varadero, Cuba, que han hecho de la hotelería y los campos de golf un gran atractivo turístico que sigue generando empleo. Estos espacios en Caraballeda son una importante reserva de agua por su nivel freático, y desde el año 1946 se determinó que solo podrían servir para campos de golf. Vargas es esencialmente turística y las autoridades tienen que esforzarse para mantenerlo así”, agregó.

 

 

Reiteró que existen obras importantes que no se han culminado como la escuela nacional de turismo y los hoteles Sheraton y Meliá. “Con la medida de expropiación lo que se evidencia es una inconsistencia entre el turismo y el deporte. La ministra del Turismo (Marleny Contreras) está comprometida con fortalecerlo, pero en Vargas pareciera que las autoridades tienen otros propósitos”, expresó.

 

 

Recordó que en abril el club cumplirá 70 años, por lo que la medida representa “un duro golpe al trabajo y a la proyección internacional que han tenido los campos de golf, escuela de muchos talentos deportivos”.

 

 

 

EN

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal