Tía de Oscar Pérez agradeció al director de morgue de Bello Monte por el apoyo brindado

La tía del exagente del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) Oscar Pérez, Aura Pérez, agradeció el apoyo del director de la morgue de Bello Monte, coronel Domingo García Pérez, durante el tiempo que estuvo el cadáver de su sobrino en el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf).

 

 

 

Le agradezco “de todo corazón al coronel García, por la atención brindada”, dijo durante una entrevista difundida en un vídeo en las redes sociales.

 

 

 

Asimismo, Pérez afirmó que no se le permitió el ingreso a personas y demás familiares al sepelio debido a que las autoridades estaban dando tiempo a que llegara su mamá o su papá, pero en vista de que no llegaron, ella los representó.

 

 

 

“A las siete de la mañana terminó el entierro, se dio una misa y ya certificamos. Tengo el acta de defunción original. Dándole gracias a Dios y a la Virgen de que ya lo enterramos”, señaló.

 

 

 

 

 

 

 

En el mismo audiovisual, intervinó el abogado y director del Foro Penal, Alfredo Romero, quien indicó que sin poder ver el expediente no se puede determinar si hay una investigación propiamente dicha sobre los acontecimientos que ocurrieron durante el operativo en el kilómetro 16 de la carretera Nueva Mamera, donde cayeron abatidos Oscar Pérez y su grupo de rebeldes.

 

 

 

“Se ha venido requiriendo que se haga una investigación adecuada, porque de por sí hay cuestiones irregulares que hay que investigar, como el tema de las evidencias que se han intentado que desaparezcan, sobre todo la demolición de la casa y otras circunstancias que hay que averiguar”, resaltó Romero.

 

 

 

Añadió que más adelante se establecerá si hubo violaciones de derechos humanos y aclaró que ya algunos organismos internacionales tienen conocimiento de la situación.

 

 

 

Pérez se alzó contra el Ejecutivo venezolano el pasado junio, cuando sobrevoló Caracas en un helicóptero de la policía científica y efectuó disparos contra dos edificios públicos sin causar heridos. El exinspector volvió a actuar en diciembre al liderar con sus hombres el asalto a un cuartel militar, del que se llevaron armas después de someter a los soldados y recriminarles su lealtad al Gobierno. A partir de esas acciones se convirtió en el hombre más buscado por la justicia venezolana.

 

 

 

 

Sin embargo, no fue sino hasta el pasado lunes 15 de enero cuando en un operativo policial sorpresivo caería abatido junto a otros seis miembros de su grupo, en un suceso conocido hoy por la opinión pública como “la masacre de El Junquito”.

 

 

 

 

 

CD

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal