Federer y Nadal regresaron al tope de sus condiciones en el 2017

El año que termina ha sido el del español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer, que se repartieron el Grand Slam, con dos cada uno, y que en total sumaron 13 títulos, para acabar uno y dos del mundo, respectivamente, en una temporada en la que la palabra resurrección marcó sus trayectorias.

 

 

 

Nadal con 31 años y Federer con 36 fueron los mejores. El de Manacor salió campeón en Roland Garros, por décima vez, y en el Abierto de EE.UU., por tercera, para conquistar su 16 grande. Sumó además su décimo Montecarlo y Barcelona, el quinto en Madrid, y el segundo en Pekín.

 

 

 

Esta temporada marcó también el adiós de su tío y entrenador Toni Nadal, quien ha forjado la trayectoria del zurdo de Manacor. Su despedida deja a Carlos Moyá y a Francis Roig a cargo del número uno del mundo, aunque Toni siempre estará dispuesto a acudir en su ayuda si ‘Rafa’ le necesita.

 

 

 

Federer mostró que es incombustible. Exhibió su mejor tenis, más rápido y con golpes más destructivos para ganar su quinto Abierto de Australia, su octavo Wimbledon, su tercer Miami, su quinto Indian Wells, su noveno Halle, su noveno Basilea y su segundo Shanghái.

 

 

 

El año reflejó también el regreso del argentino Juan Martín del Potro, que en un final de temporada trepidante fue semifinalista en el Abierto de EE.UU. y en el Masters de Shanghái, ganó el título en Estocolmo y alcanzó la final en Basilea.

 

 

 

En mitad de la polémica sobre la Copa Davis, en Praga se disputó la primera edición de la Copa Laver, una exhibición entre jugadores de Europa contra los del Resto del Mundo. Federer, cuya empresa, organizó el evento, ganó el último punto del fin de semana, y con Nadal de compañero, jugaron un espectacular encuentro de dobles, cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo.

 

 

 

 

EFE.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal