Prorrogan un año la prisión preventiva del empresario argentino Lázaro Báez

 

La Justicia argentina prorrogó un año la prisión preventiva en la que se encuentra el empresario Lázaro Báez, detenido el 5 de abril de 2016 acusado de lavado de dinero y que está procesado en varias causas por presunta corrupción junto a la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015).

 

 

 

En concreto, y según informaron fuentes jurídicas, la decisión fue tomada por el Tribunal Oral Federal 4 de Buenos Aires, después de que el abogado de Báez, Esteban Bailán, solicitara el cese de prisión alegando, entre otros aspectos, que aún no se encontraba prevista la fecha del comienzo del juicio oral y público de la causa por la que fue detenido.

 

 

 

Asimismo, el letrado manifestó que no existen “riesgos procesales” para conceder la libertad de su asistido -como una posible fuga o una obstrucción a la Justicia-, ya que Báez “posee arraigo en el país y la investigación se encuentra recabada y a la espera de iniciar el debate”.

 

 

 

Es por eso que se había pedido una medida cautelar alternativa “menos gravosa”, como colocarle, ya excarcelado, una pulsera electrónica para controlar sus movimientos.

 

 

 

“La naturaleza particular del ilícito que aquí se investiga, como también ya se ha señalado, me persuade de que encontrándose en libertad el imputado podría contar con recursos más que suficientes como para sostener una situación de contumacia durante un largo tiempo”, explica el fallo del Tribunal Oral Federal.

 

 

Ya días antes, la Fiscalía se había opuesto a la libertad de Báez.

 

 

 

El empresario fue detenido por orden del juez Sebastián Casanello cuando el 5 de abril de 2016 aterrizó con su avión en el aeropuerto de San Fernando, junto a Buenos Aires, una aeronave que hace unos meses fue entregada por el Ministerio de Seguridad a la Policía Federal, que lo utilizará para la lucha contra el narcotráfico y los delitos complejos.

 

 

 

Seguidamente, el 18 de abril se dictó el procesamiento con prisión preventiva respecto de Báez, por un delito de lavado de activos en calidad de coautor.

 

 

 

Báez, dueño del grupo Austral y cercano al fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), está acusado de blanquear millonarias sumas de dinero provenientes de obra pública en la provincia sureña de Santa Cruz, que fue adjudicada a sus empresas de construcción.

 

 

 

Además de esta causa, conocida como “Ruta del dinero K (Kirchner)”, Báez está acusado junto a Cristina Fernández en otros expedientes.

 

 

En estos se investiga si se usaron dos sociedades inmobiliarias de los Kirchner para recibir, mediante arrendamientos de propiedades, transferencias millonarias de parte de empresarios como Báez, que a su vez habían recibido adjudicaciones de obras con sobreprecios.

 

 

EFE

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal