Huawei P20 Pro, tres cámaras para competir con Samsung y Apple

El frontal del Huawei P20 Pro

 

Estará acompañado de dos versiones menos potentes, pero mucho más baratas: el P20 (699€) y el P20 Lite (369€)

 

 

El nuevo móvil insignia de Huawei tiene tres cámaras Leica en su parte trasera y un diseño parecido al del iPhone X

 

 

 

Costará 899€, un precio con el que Huawei de momento no se había atrevido

 

 

Huawei ha anunciado hoy en París los P20 Pro, P20 y P20 Lite, sus tres móviles para la primera mitad del año y, en el caso del primero, el primer móvil de la compañía y del mundo con tres cámaras traseras. Su objetivo con este móvil de alta gama es bastante claro: colarse entre los móviles que mejores fotografías hacen y restar importancia al lanzamiento del Galaxy S9.

 

 

Los chinos no quisieron competir directamente con el teléfono de Samsung durante el Mobile World Congress, pero pasado justo un mes, están listos para lanzar al mundo su apuesta.

 

 

Pero aunque Samsung parezca el objetivo en el mundo Android, es fácil comparar el P20 Pro con el iPhone X por su diseño: tiene una muesca en la parte superior de la pantalla para la cámara de selfies y un altavoz. Su frontal tiene un poco de marco en la parte inferior, el justo y necesario para un lector de huellas dactilares, pero por lo demás, el diseño recuerda mucho a lo de Apple.

 

 

 

De momento, Huawei no va a poderse quitar la etiqueta de que siempre copia lo que hacen otros, incluso si en lo que a la cámara se refiere están intentando hacer las cosas a su manera. El conjunto de tres cámaras necesita bastante explicación para entender por qué está ahí.

 

 

Las tres cámaras traseras en detalle

 

 

Tres a falta de una

 

 

La cámara superior del nuevo Huawei es un sensor monocromático de 20 megapíxeles, pensado para hacer fotos en blanco y negro. Nada del otro mundo y algo ya habitual en todos los móviles de la casa desde hace varios modelos.

 

 

 

Más interesante es la cámara RGB de 40 megapíxeles de f/1,6 de apertura. Aunque puede hacer fotos en esa absurda resolución, la razón por la que Huawei ha incluido tanta resolución en su lente es para conseguir captar cuatro píxeles de cada color RGB y convertirlo por software en uno de gran tamaño (2µm) y lanzar fotos de 10 megapíxeles con un mejor aspecto. El nombre que la compañía ha puesto a esta floritura tecnológica, Light Fusion Tech.

 

 

 

Su sumamos la apertura de f/1,6, es fácil entender que Huawei presuma de cámara, pues el rendimiento en baja luminosidad es superior al Mate 10, su anterior teléfono, y permite prescindir del flash. Según la compañía, alcanza la ISO 51.600 sin problemas.

 

 

 

Es difícil juzgar esto en sólo una hora con el dispositivo, pero los resultados están a la altura del Samsung Galaxy S9 con el que comparamos durante nuestra prueba, si bien Huawei sigue haciendo un postprocesado que no gustará a todo el mundo.

 

 

 

Por último, está el teleobjetivo con zoom óptico hasta 3x que, con ayuda de un software que corrige la pixelación del zoom digital, llega hasta los 5x. La imagen pierde cuando se salta a este último tramo, pero siempre será mejor que no tener esta opción disponible.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

‘Inteligencia artificial’ en las cámaras

 

 

 

Como el P20 Pro lleva en su interior el Kirin 970, ese chip de Huawei con una NPU (unidad de procesamiento neuronal), voy a picar y a decir que el software que mejora el procesado, el enfoque y otras características de las cámaras del teléfono utiliza inteligencia artificial para hacer su trabajo.

 

 

 

Es difícil saber exactamente cómo funciona y lo efectivo que es este refinamiento de software en la cámara, pero según Huawei, permite un enfoque 4D que reduce los problemas al mostrar nítidamente el objeto en primer plano incluso cuando se utiliza el modo automático de la cámara.

 

 

 

Del mismo modo, se utiliza software (lo han denominado AIS, o estabilización de imagen con inteligencia artificial) para crear imágenes de larga exposición sin necesidad de tener el teléfono sobre un trípode, pues corrige el temblor natural de nuestro pulso por software.

 

 

La app de la cámara puede activar automáticamente la línea del horizonte, el modo de retrato o el reconocimiento de animales al ‘entender’ lo que está viendo en ese momento. Huawei busca que el teléfono se busque la vida y active sólo todas esas opciones escondidas de los modos ‘profesionales’ que tienen los móviles pero que el usuario medio nunca usa.

 

 

 

El P20 Pro también graba vídeo en 4K y 60fps e incluso vídeos en cámara súperlenta 720p y 960fps. La forma en la que estabiliza el movimiento por software me impresionó particularmente y está a la altura, si no supera, a lo que hace la competencia en este apartado.

 

 

Dos cejas a falta de una: el P20 Pro con el iPhone X debajo

 

Y el resto

 

 

Hemos hablado suficiente de la cámara, y todo esto sin poder mostrar las fotos captadas con él por las limitaciones del evento de presentación. Tranquilidad, que más pronto que tarde publicaremos unas impresiones más en profundidad.

 

 

 

Pero mientras tanto, podemos decir que el P20 Pro es muy potente y no tiene nada que envidiar al Mate 10. Aunque la línea P de Huawei siempre ha estado un poco por detrás de la Mate en algunos sentidos, este año ambos productos están a la par en muchas características, cuando directamente la P no supera a la otra.

 

 

 

En el interior del P20 Pro hay un procesador Kirin 970, 6GB de RAM y 128 GB de almacenamiento (que se pueden ampliar mediante microSD). Su batería es lo más impresionante: para tener 7,8mm de ancho, lleva dentro 4.000mAh. Si EMUI 8.1 (la capa de personalización sobre Android 8.1 de Huawei) gestiona bien su recursos, la duración de la batería debe ser soberbia.

 

 

 

En cuanto a la pantalla que tanto recuerda al iPhone X, se trata de un panel OLED de 6,1 pulgadas, formato 18:9 y resolución FHD+, esto es, 1080×2220 píxeles. Y aunque su altavoz superior casi no se vea dentro de su minúscula ceja, se alía con el altavoz del canto inferior para crear un sonido estéreo bajo la certificación Dolby Atmos. Lástima que prescinda de la entrada de auriculares tradicional de 3,5mm.

 

 

 

Para rematar el conjunto, el P20 Pro es resistente al agua y al polvo (certificación IP67) y su panel trasero, por primera vez, es de cristal, lo que ha permitido crear nuevos colores para su acabado. Además del negro y el azul, hay un color ‘anochecer’ con un degradado de morado a azul oscuro que va a captar muchas miradas el día de su lanzamiento. Muy, muy bonito este último.

 

 

El mundo.es

BRUNO TOLEDANO

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal