Consecomercio: Gobierno debe trabajar con la empresa privada si quiere generar clima de confianza

El segundo vicepresidente de Consecomercio, Vito Vinceslao, manifestó que “ningún país sale adelante si no es de la mano con la empresa privada, hay que trabajar unidos”.

 

 

“Si el gobierno quiere estar del lado del pueblo, ¿qué mejor manera de generar un clima de confianza y trabajar de la mano con la empresa privada en vez de lo que está haciendo?, golpeando a la empresa privada que por mucho tiempo, desde la época romana ha sido una de las fuentes de desarrollo y progreso de los países”, explicó Vinceslao.

 

 

Reconoció que en la economía venezolana hay algunos comerciantes que se aprovechan de las coyunturas financieras para generar ingresos extras.

 

 

“Desde Consecomercio estamos totalmente en desacuerdo como lo que están haciendo algunos comerciantes, digo comerciantes entre comillas porque no creo que sean comerciantes en realidad de verdad que quieran generar esa paz social y bienestar, hay quienes se aprovechan de la situación para de alguna manera generar más ingresos”, expresó.

 

 

Hiperinflación no se controla bajando precios

La presidenta de Consecomercio, María Carolina Uzcátegui, expresó este lunes que no es obligando a bajar los precios de los productos en los comercios como se controlará la hiperinflación en Venezuela.

 

 

“No es decretando ni obligando a bajar los precios como se va a controlar la hiperinflación, se controla estableciendo disciplina en el gasto fiscal, evitando la emisión de dinero inorgánico, no como lo hizo en 2017 en la cual se incrementó la masa monetaria en más de 1.200% durante todo el año”, expresó Uzcátegui, ante las fiscalizaciones de la Sundde desde el viernes pasado en 241 comercios de 26 cadenas de supermercado a nivel nacional.

 

 

Alertó que estas medidas dificultarán “la reposición de inventario, la descapitalización que ya veníamos teniendo producto de ese bono del niño jesús que aún no han terminado de canjearle a los comercios (…)”.

 

 

“La actitud del gobierno con estas fiscalizaciones y obligando a los empresarios y comerciantes a bajar los precios al nivel al que estaban para el 15 de diciembre de 2017, es absolutamente irresponsable, sobre todo porque la realidad que hoy tenemos es muy diferente a la que teníamos para ese entonces”, señaló.

 

 

“Nuestra moneda se ha devaluado considerablemente, además tenemos un incremento salarial del 40%, el que por cierto, ya se tragó la inflación ya que solo en el mes de diciembre, la inflación registrada por los especialistas alcanzó el 81%. No podemos pretender que los comerciantes, habiéndole cambiado su estructura de costos, mantengan los mismos precios que tenían para esa fecha”, explicó Uzcátegui.

 

 

Banca y Negocios

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal