Apenas 16% de ecuatorianos aprueba nacionalización de Julian Assange

Solo 16,4 por ciento de los ecuatorianos aprueba que el Gobierno haya nacionalizado al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado desde junio de 2012 en la embajada de ese país en Londres, reveló este miércoles la encuestadora Cedatos.

 

 

 

Al ser consultados sobre si están de acuerdo “con que el Gobierno le haya otorgado la nacionalidad ecuatoriana a Julian Assange, apenas 16,4 por ciento dice que está de acuerdo con que se le haya concedido”, comentó el director de la firma, Polibio Córdova, en una rueda de prensa.

 

 

 

Asimismo, indicó que 61 por ciento de la población no está de acuerdo y que 21,8 por ciento no contestó, lo que “indicaría que 83,6 por ciento está en desacuerdo” con la naturalización del ciberactivista.

 

 

 

El 11 de enero la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, confirmó que Assange recibió la nacionalidad ecuatoriana el 12 de diciembre de 2017 y que días después el Gobierno pidió a Inglaterra su aprobación para que el periodista sea considerado funcionario diplomático, un requerimiento que fue inmediatamente rechazado por Londres.

 

 

 

Según Ecuador, la decisión de naturalizar al ciberactivista australiano se concretó únicamente como una alternativa para brindarle “más protección”, aunque los críticos y opositores afirman que la intención era lograr que Assange, con estatus diplomático, abandonara la embajada y se trasladara al país sudamericano.

 

 

 

El fundador de Wikileaks se refugió en la sede ecuatoriana en junio de 2012 tras perder todas las apelaciones contra la extradición que Gran Bretaña se aprestaba a cumplir, accediendo al pedido de la fiscalía sueca que lo requería para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

 

 

 

El ciberactivista rechazaba su extradición alegando que Suecia lo entregaría a EEUU, donde podría enfrentar la pena capital por haber publicado miles de documentos filtrados que eran secreto de Estado.

 

 

 

En mayo de 2017 Suecia anunció el archivo de la última investigación que tenía pendiente contra Assange.

 

 

 

El exhacker es requerido por EEUU a raíz de las filtraciones de documentos confidenciales de ese país, realizadas por WikiLeaks.

 

 

 

La encuesta de Cedatos fue realizada el 15 de enero a 1.862 personas. (Sputnik)

 

 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal