Venezuela celebra elecciones municipales con el boicot de la mayoría de la oposición

Pese al criterio marcado por la Mesa de la Oposición Democrática, hay candidatos antichavistas que participan en los comicios locales de este domingo con partidos minoritarios y agrupaciones vecinales

 

 

Los venezolanos están llamados este domingo a votar en las elecciones municipales para escoger a 335 alcaldes, una cita en la que, por segunda vez este año, la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) decidió no participar por considerar que el sistema electoral puesto en marcha es fraudulento.

 

 

 

Sin embargo, existe un importante número de aspirantes de la oposición acordaron lanzar sus candidaturas de manera independiente apoyados por partidos minoritarios de la oposición y por agrupaciones de vecinos de la comunidad que asumieron la conducción de la campaña municipal.

 

 

 

 

Estos comicios locales estarán marcados por el desánimo de los electores y una alta abstención que dejará gran parte de los municipios en manos del chavismo. De los 335 ayuntamientos unos 72 están en manos de la oposición que podrían perder unas 20 alcaldías o más por el deslave electoral, según analistas.

 

 

 

Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis, es pesimista: la barrida oficialista que se espera ocurra en las elecciones municipales no significa que la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sea minoría, sino que demuestra «lo difícil que es mantenerse unida frente a un adversario abusador del poder».

 

 

 

Y añade León: «Por primera vez las encuestas nacionales no pueden darnos información sólida sobre participación en elecciones locales, pues la abstención esperada es mayor que la reportada. En nuestra opinión, el resultado será mucho peor para la oposición que lo reportado en encuestas».

 

 

 

Además de las condiciones fraudulentas que dominaron las elecciones regionales de octubre, las municipales no presentan la reubicación de centros electorales, pero sí otros elementos, como la intimidación de grupos paramilitares oficialistas armados, conocidos como «colectivos», para asustar a los testigos opositores de mesa y el chantaje con el «carné de la patria» para obligar a votar a favor de los chavistas, so pena de no recibir la bolsa de comida o una vivienda.

 

 

La primera vez que la MUD llamó a la abstención fue en julio pasado, cuando el régimen de Nicolás Maduro convocó la elección de una Asamblea Nacional Constituyente sin previo referéndum consultivo, como lo establece la Constitución venezolana. Solo participó el oficialismo.

 

 

 

No hubo consulta previa y el régimen eligió a 545 miembros, todos chavistas. La Constituyente fue desconocida por el Parlamento venezolano y por una gran parte de la comunidad internacional.

 

 

 

Una de las razones por las que el Parlamento nacional decidió no participar en las municipales fue la condición de jurar a los candidatos electos ante la ilegal Constituyente como ocurrió con cuatro gobernadores opositores, que tuvieron que pasar por una doble humillación, jurar ante la Constituyente y luego ser expulsados de sus partidos por contravenir la línea partidista.

 

 

 

Los que ganen jurarán ante la Constituyente

 

 

Esta vez está claro que los candidatos opositores que ganen en su municipio jurarán ante la Constituyente, aunque, mal que les pese, porque no hay otra opción para poder seguir funcionando o sobreviviendo ante tantas calamidades.

 

 

 

Para Luis Vicente León, los candidatos opositores que pueden ganar son aquellos que participan en municipios hiperopositores, en los que el chavismo es prácticamente inexistente o donde su liderazgo personal es contundente. Eso ocurrirá en una minoría clara de localidades.

 

 

En su opinión, el resultado obtenido en las elecciones locales no tendrá una interpretación convencional. Los pocos triunfos opositores no significan que la oposición nacional es minoría, pues se refiere en realidad a una fractura inducida y una abstención convocada por la misma oposición.

 

 

ABC.es

Imagen: VOA

Ludmila Vinogradoff
@ludmilavino

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal