Schulz pone precio a un posible acuerdo de gobierno con Ángela Merkel

 

El Gobierno en funciones puede prolongarse aún unos meses y queda por ver si los socialdemócratas serán capaces de actuar unidos bajo el liderazgo de Schulz en un camino de fin incierto.

 

 

 

Los socialdemócratas analizar apoyar un nuevo gobierno de Angela Merkel.

 

 

Los socialdemócratas afirman que acuerdo con Merkel tendrá un alto precio

 

Berlín.- El Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) concluyó hoy en Berlín su congreso federal con el compromiso de asumir su “responsabilidad” y explorar las posibilidades de apoyar un nuevo gobierno de Angela Merkel, pero dejando claro que cualquier acuerdo tendrá un precio.

 

 

 

En una breve intervención final ante el plenario, el líder del SPD, Martin Schulz, afirmó que no dejarán que nadie les de “lecciones” y recordó que han sido “los otros partidos” quienes han llevado a un “callejón sin salida” al país, sin gobierno dos meses y medio después de las elecciones, indicó Efe.

 

 

 

Consciente de las voces contrarias a reeditar la gran coalición, de la que el SPD salió con los peores resultados electorales de su historia, Schulz ratificó que acudirán a las reuniones con el bloque conservador con el programa socialdemócrata en la mano y conscientes de su responsabilidad con todos los ciudadanos.

 

 

Si hay posibilidad de reducir las tasas de pobreza entre los mayores, de mejorar la atención a la dependencia o de avanzar hacia una mejor Europa, el SPD debe “aprovechar la oportunidad”, afirmó Schulz, tras presentar a su partido como “europeísta radical”.

 

 

La decisión del congreso federal de dar luz verde a la dirección para iniciar conversaciones con el bloque conservador de Merkel ha tensado las costuras internas del partido y, además de las Juventudes Socialdemócratas (Jusos), varios líderes han dejado claro su rechazo a una nueva gran coalición.

 

 

 

La primera ministra del estado de Renania Palatinado, Malu Drayer, en una entrevista con el Allgemeine Zeitung Mainz apostó por facilitar un gobierno de Merkel en minoría y suscribir un acuerdo en el que queden reflejados los puntos de consenso en asuntos como política exterior o la Unión Europea.

 

 

Los discursos discrepantes en el congreso muestran que el SPD es un partido “combativo, moderno y vivo”, aseguró hoy Schulz, reelegido presidente del SPD por amplia mayoría (81,9 %) a pesar del desastre electoral y de sus cambios de posición.

 

 

Nada más conocer el escrutinio el 24 de septiembre, cuando los socialdemócratas obtuvieron el 20, 5 % de los votos, Schulz aseguró que el partido debía ir a la oposición a renovarse, posición que mantuvo incluso cuando fracasaron las negociaciones de los conservadores con los liberales y los verdes para intentar gobierno.

 

 

El giro de 180 grados se produjo a raíz de su encuentro con el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, relevante cargo socialdemócrata hasta que asumió este puesto el pasado marzo.

 

 

 

Steinmeier le pidió que se replantease su postura por “responsabilidad” y Schulz atendió su requerimiento.

 

 

 

Reconoció haber recibido llamadas de varios líderes europeos, como Emmanuel Macron, y era consciente también de que, de cerrarse en banda a cooperar con los conservadores, la única alternativa eran unas nuevas elecciones, en las que un malherido SPD podría salir aún peor parado.

 

 

Ante el congreso federal, garantizó que en las conversaciones se tratarían primero los “contenidos” y, posteriormente, la fórmula concreta de apoyo a los conservadores.

 

 

Las reticencias socialdemócratas a formar una gran coalición chocan sin embargo con el deseo de los conservadores de lograr una legislatura estable.

 

 

Esto va a complicar las conversaciones, ya que solo con cesiones programáticas para el SPD van a conseguir estabilidad los conservadores en el probablemente último mandato de Merkel.

 

 

 

Además, los socialdemócratas han anunciado que un congreso extraordinario deberá sancionar el paso a la segunda fase de las negociaciones y que toda la militancia deberá aprobar en referéndum el acuerdo final con los cristianodemócratas.

 

 

 

El Gobierno en funciones puede prolongarse aún unos meses y queda por ver si los socialdemócratas serán capaces de actuar unidos bajo el liderazgo de Schulz en un camino de fin incierto.

 

EFE

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal