Kioscos caraqueños cambian venta de chucherías por otros rubros

La escasez de productos, los altos precios e incluso la poca disponibilidad de efectivo ha obligado a los comerciantes de los kioscos a variar la oferta de la típica chuchería, revistas y periódicos, a la venta de otros rubros como alimentos, bebidas alcohólicas, celulares, repuestos y servicios de fotocopiado.

 

 

 

 

Durante un recorrido realizado por el equipo de 2001 en las calles de Caracas pudo constatar que los kioscos de varios sectores no ofrecen los productos usuales de estos establecimientos.

 

 

 

En la avenida San Martín, María Roa vende en su kiosco chuchería, bebidas refrescantes y además, lotería. “Por la crisis he tenido que vender otras cosas, por el desempleo, no alcanzan los reales. Este año empecé a vender lotería porque no alcanza”, declaró.

 

 

 

 

A poca distancia en la misma avenida se puede observar otro kiosco que ofrece queso duro a 180.000 bolívares un kilo, plátano y tostones. Orlando González, por su parte, añadió a su mercancía la venta de licor.

 

 

 

 

“Desde ahorita en diciembre empecé a vender cocuy, antes vendía chuchería, pero por lo caro lo dejé, y también vendo cigarrillos detallados”, detalló que el medio litro tiene un valor de 25.000, un litro 75.000, la botella 60.000 y un trago en 5.000 bolívares.

 

 

 

 

El servicio de fotocopiado también ha llegado a este sector de la economía. “Fue por probar y ahora nuestro cuñado lo hace aquí. Fue por obtener más ingresos, pero lo tuve que dejar y dejárselo a mi cuñado”, indicó Larry López.

 

 

 

 

“Vendo celulares usados, accesorios, alquiler de llamadas desde Bs 600 a 1.000 bolívares, y también la Responsabilidad Civil Vehicular. Estoy en esto desde que comenzó el año, antes vendía flores”, expresó Christian Romero, dueño del local.

 

 

 

Según Romero, tuvo que cambiar la venta de chuchería porque no le resultaba rentable. “Uno se descapitaliza, te venden chucherías e inviertes un millón, la semana que viene tienes que invertir 2 millones y no le ves la ganancia”, explicó.

 

 

 

En Montalbán también se observan kioscos donde no son precisamente los dulces la oferta principal, en cambio, pueden verse bombillos, jabones de tocador, champú, especias para cocinar, cloro, limpiador de pisos y suavizantes para ropa.

 

 

 

Otros negocios como el de Antonio Arais, conocido como el “Cirujano del calzado”, ofrece todo tipo de reparaciones. “Aquí se reparan todo tipo de zapatos, se pegan y cosen, se ponen tapitas, los pintamos y cambiamos suelas, los transformamos totalmente”, declaró Arais.

 

 

 

 

Sumarium

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal