Dos hombres murieron tras discutir con delincuentes

El martes en la noche fueron asesinados dos hombres identificados como Marlon Eduardo Hernández Velásquez, de 36 años de edad, y su hijastro Eriksson Ramón Marín Parrilla, de 22 años de edad, tras ser interceptados por unos motorizados cuando se encontraban camino a su hogar en el sector Las Clavellinas en Guarenas, estado Miranda.

 

 

 

 

Las víctimas se encontraban festejando con sus familiares cuando decidieron ir a la licorería que quedaba a dos cuadras de su residencia por unas botellas para seguir la fiesta, por lo que salieron en un vehículo y se estacionaron al frente del establecimiento.

 

 

 

 

“Lo estrecho de la calle no permitía que otros vehículos transitaran por el sector, situación que incomodó a dos hombres que iban en moto por lo que comenzaron a discutir con mi esposo y mi muchacho”, dijo Elena Parrilla, esposa de Marlon Eduardo, según lo reseñado por El Nacional.

 

 

 

 

Tras acabar con la discusión, decidieron regresar a la fiesta pero a mitad de camino se percataron de que la misma moto los estaba persiguiendo.

 

 

 

 

“Los hombres en moto sacaron sus armas de fuego y comenzaron a disparar. Mi esposo recibió tiros en el pecho y el rostro. Murió cuando lo trasladaban al seguro social de Guarenas. Eriksson murió en el sitio. Recibió tantos tiros que le desfiguraron el rostro”, dijo Parrilla.

 

 

 

 

Los cuerpos fueron trasladados a la morgue del hospital Ana Francisca Pérez de León II de Petare por los funcionarios pertinentes, quienes se encuentran a la búsqueda de los culpables del crimen.

 

 

 

 

Sumarium

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal