Di María, Pastore y Mbappé dan una balsámica victoria al PSG

 

FIn de la minicrisis (si es que la hubo) del conjunto parisino. Los dos argentinos pusieron el 2-0, El-Ghazi puso emoción al tramo final y el francés sentenció a puerta vacía.

 

 

 

El PSG dejó atrás su minicrisis (si es que la hubo en algún momento) al vencer al Lille en el Parque de los Príncipes (3-1). Los de Emery no tuvieron ningún problema para llevarse los tres puntos pese a la ausencia de Neymar, por sanción, aunque sufrieron un poco en el tramo final tras el tanto de El-Ghazi. Di María, en la primera mitad y después de una asistencia de Mbappé que estaba en fuera de juego, Pastore, ya en la segunda parte, y Mbappé, cuando el choque agonizaba, fueron los goleadores del conjunto parisino. Gracias a esta nueva victoria, el PSG amplía su diferencia con sus más inmediatos perseguidores. De momento ya aventaja en doce puntos a Lyon, Mónaco y Marsella, que tienen que disputar la jornada entre hoy y mañana.

 

 

 

Comenzó el partido con cierto nerviosismo por parte del PSG. Emery hizo cambios respecto al equipo que cayó en Champions contra el Bayern en la que fue una de las dos derrotas seguidas que ha encajado el conjunto parisino de manera seguida. La otra, frente al Estrasburgo en Ligue 1, hizo saltar las alarmas, mientras que la derrota en Alemania provocó que el presidente del club mostrase su malestar. Respirará más tranquilo Emery después de que su equipo regresase a la senda del triunfo. Y es que, después de haberlo ganado prácticamente todo de manera holgada, esas dos derrotas seguidas metieron el nerviosismo en el vestuario francés. Sin embargo, Di María y Pastore, que fueron titulares, se lo quitaron gritando gol y dando una balsámica victoria a los suyos.

Eso sí, el primer tanto no debió subir al marcador. Cuando Mbappé recibe el pase de Rabiot, el extremo estaba en fuera de juego. Luego, su genial asistencia la aprovechó Di María para hacer el 1-0 de enorme cabezazo. El Lille protestó el tanto, aunque tampoco reaccionó tras el mismo. Mientras, el PSG dormía el choque con la posesión de pelota y un espectacular Verratti que se hizo amo y señor de la medular. Incluso cuando Rabiot dejó su sitio a Lo Celso en la segunda parte, el centrocampista italiano, pese a estar solo en el centro del campo, mostró de lo que es capaz. Para muestra, el segundo tanto. Verratti presionó la salida de pelota del Lille, se lanzó el suelo para el robo y generó el contragolpe del 0-2. Cavani a Di María, este a Pastore y el argentino definió con tranquilidad para sentenciar prácticamente el encuentro. Restaba casi toda la segunda mitad, pero el Lille, equipo que roza la zona de descenso, no tuvo fuerzas ni ideas para buscar la remontada. El tanto de El-Ghazi a falta de tres minutos para el final metió el miedo en el cuerpo a los parisinos. De hecho, con 2-1 en el marcador, el Lille tuvo un córner para buscar el empate. Incluso el meta Maignan subió a intentar el remate. Eso provocó la contra de Mbappé, que se marchó en velocidad de todos los que le salieron al pase y marcó el definitivo 3-1 a puerta vacía.  Los tres puntos, más necesarios que nunca, estaban en el bolsillo de Emery que, si estaba algo intranquilo tras las dos derrotas seguidas, a buen seguro dormirá hoy a pierna suelta.

 

 

AS

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal