Cardenal Urosa: En estos tiempos oscuros es preciso celebrar la Navidad en Venezuela

 

 

El cardenal Arzobispo de Caracas, Jorge Urosa Savino, emitió un mensaje en el que llama a celebrar la Navidad enfocándose en la esperanza que trae consigo el Nacimiento del Hijo de Dios, cuando “vivimos en Venezuela tiempos muy difíciles”.

 

 

 

En un saludo cargado de solidaridad y optimismo, dijo que no celebrar la Navidad sería una acción “derrotista”. Al respecto, recordó que hoy “más que en otras ocasiones, en estos tiempos oscuros, es preciso celebrar la Navidad”. Se trata, argumentó, no de un carnaval “ni una fiesta sin sentido ni causa”, sino de “la celebración del amor de Dios”.

 

 

 

Al festejar el cumpleaños de Jesús, dijo, “lo hacemos con profunda fe en el amor infinito de Dios, que ha querido hacernos hijos suyos”. Por esa razón, “nos llenamos de gozo y esperanza aun en medio de dificultades”. Precisamente, “en estos tiempos duros, de penuria, angustia e incertidumbre, es preciso renovar la vivencia de nuestra fe, para acoger y comunicar la paz que Cristo, Rey pacífico, ha venido a comunicarnos”.

 

 

 

Aunque lamentó “las circunstancias actuales de grave crisis política, económica y social”, dijo que ellas exigen de todos los cristianos “trabajar activamente por la paz. Debemos luchar activamente en defensa de nuestros derechos, en pro del bien común”, “sin dejarnos llevar nunca por la violencia, el odio o el rencor”.
Dijo que “es un momento muy grave y duro en la historia del país”, por lo que es preciso “que se imponga en todos los corazones la necesidad de respetarnos mutuamente: de respetar y defender los derechos del pueblo, de respetar las opiniones de los demás”.

 

 

 

Tras recordar con base en el evangelio de san Juan, que la Navidad “es luz en las tinieblas”, exhortó a que “no falte en ningún hogar el Nacimiento, así sea sencillo y humilde e invitó a participar en la celebración eucarística el 25 de diciembre y el 1 de enero, recibiendo los sacramentos y llevando alegría a los demás.

 

 

 

Insistió en que la Navidad es una “luminosa y alegre manifestación de la inmensa bondad de Dios”, al tiempo que expresó su “más viva solidaridad” con quienes tienen un luto reciente; así como “con las víctimas de la violencia, con los que pasan hambre, los presos y los enfermos, con quienes se sienten solos y abandonados, y con todos los que sufren”.

 

 

Comunicado

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal