Barquisimeto: Confusión y protestas por aumento del pasaje

Quienes la mañana de este viernes debieron utilizar el servicio de transporte colectivo en Barquisimeto y Cabudare se encontraron con la ingrata sorpresa de que las tarifas de los pasajes habían sido aumentadas unilateralmente por los transportistas.

 

 

 

“Esto es un abuso de esa gente, que de la noche a la mañana nos suban el pasaje de 700, que ya era ilegal, a 1.000, y hacia algunas partes, como el norte, más caro”, manifestó Josefina, una señora, al bajar en la carrera 19 de una unidad de la Ruta 5.

 

 

 

Y como ella, las protestas se multiplicaron durante toda la mañana y parte de la tarde, sobre todo hacia algunos colectores que, prácticamente, regañaban a los usuarios que intentaban subir a las unidades.

 

 

 

“El pasaje hoy vale mil bolívares, y quien no quiera pagarlos que se vaya caminando, porque esto está a mil, nada menos”, les advertía uno de ellos, en la puerta de una unidad de la Ruta 5, respaldado por el conductor, que poco le faltó para caerse a golpes con quienes protestaban.

 

 

 

En otro lugar, el colector de la buseta lo aclaraba con más suavidad.

 

 

 

“A un milagrito el pasaje a partir de hoy, un milagrito”, expresaba.

 

 

 

“Milagro es el que tendremos que hacer nosotros para subsistir dejando en el pasaje la mayor parte de nuestros sueldos”, argumentaba un usuario.

 

 

 

A todas estas, en el Sindicato Automotor justificaban el alza con los altos costos de los respuestos para mantener activa la flota.

 

 

 

Carlos Méndez, uno de sus directivos, explicó que en la Ruta 5, de 138 unidades, este viernes apenas estaban activas 18 porque las otras 120 estaban paradas por repuestos.

 

 

 

También puso como ejemplo que un caucho 8.25.20 les estácostando 24 millones de bolívares y un 10-00-20 llegó a 30, y las pastillas para los frenos de los carritos cuestan, cada una, 1.039.000 bolívares .

 

 

 

Dijo que el incremento del 100 % en las tarifas, a partir de este viernes, es de carácter nacional, aprobado por la Federación del Transporte en su más reciente consejo consultivo celebrado en Caracas.

 

 

 

A raíz de las protestas de los usuarios, funcionarios de la AMTT, con el apoyo de la Policía Municipal de Iribarren, llevaron a cabo, en horass del mediodía, un operativo de fiscalización de las unidades, en la carrera 22 con calle 24..

 

 

 

Los uniformados preguntaban a los pasajeros si les habían cobrado mil bolívares, aunque la mayoría prefería quedarse callada hasta bajar.

 

 

 

Quienes sí protestaron fueron María López y Yolanda Baldallo, e incluso la primera tuvo una confrontación directa con un transportista.

 

 

 

“Eso es un abuso porque nadie les autorizó para ese aumento a mil bolívares; y lo peor es que la AMTT no hace nada para que se acabe ese abuso, no hay autoridad”, dijo López.

 

 

 

Baldayo, por su parte, denunció que hacia el norte la especulación es mayor, hacia El Cují y Tamaca, e incluso hacia La Ruezga, que los rapiditos cobran hasta 2 y 3 mil bolívares.

 

 

 

 

Paralizaron unidades en la tarde

Después del operativo de fiscalización realizado por la Autoridad Metropolitana de Transporte y Tránsito (AMTT), a partir de la 1:00 de la tarde de ayer los conductores de las líneas Ruta 5, 4 y 7 dejaron de trabajar, sin embargo, retomaron el servicio al final de la tarde luego de que el sindicato se reuniera con el director de la AMMT, Lino Rodríguez. En el encuentro, transportistas y autoridad acordaron mantener el pasaje a 700 bolívares por lo menos hasta el 10 de diciembre, tal como lo informó el secretario general del Sindicato Automotor en Lara, Giovanni Peroza.

 

 

 

 

Con Rodríguez fijaron reuniones para analizar los costos de operación y fijar las tarifas después de las elecciones municipales. Adicionalmente, solicitarán ante la Gobernación que interceda para que la Proveeduría venda repuestos con mayor frecuencia y cantidad, pues en septiembre solo entregaron 10 cauchos para cada línea.

 

 

 

Peroza admitió que el aumento de la tarifa impuesto ayer no estaba autorizado por la AMTT. Se trató, en cambio, de una decisión tomada en el consejo central de la Federación Nacional de Transporte por los altos costos de los repuestos, la comida y las medicinas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Impulso

 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal