Al Niño Jesús lo venció la inflación: no podrá regalar todo lo que le piden

Este año los niños venezolanos recibirán los regalos que el Niño Jesús pueda adquirir y no los que pidieron en sus cartas de Navidad debido a que las jugueterías ofrecen pocos productos y sus precios están muy elevados. Algunos de los juguetes más solicitados superan los 3 millones de bolívares.

 

 

 

“Comprar juguetes es algo inalcanzable. Yo le dije a mi hija que se los pidiera al Niño Jesús porque ella quiere un celular y unos patines y yo no se los puedo comprar”, manifestó María Sandoval, consumidora que se encontraba en un centro comercial en Chacao.

 

 

 

Sandoval agregó que luego de conversar con su hija, ella entendió que la situación económica del país está muy difícil y que por ello solamente recibirá del Niño Jesús unos patines. “Un teléfono celular no baja de 5 millones de bolívares. No creo que el Niño Jesús lo pueda comprar. En este momento estamos concentradas en migrar a otro país”.

 

 

 

Al entrar a las tiendas de juguetes es común ver las expresiones de asombro de los clientes ante la poca oferta de productos y por lo desolado que lucen estos establecimientos. Una vendedora de una tienda en Chacao dijo que sus jefes asomaron la posibilidad de cerrar la juguetería si siguen cayendo las ventas y las dificultades para reponer el inventario.

 

 

 

Otro empleado de una juguetería ubicada en un centro comercial de Chacao señaló que muchos niños pidieron al Niño Jesús patines como regalo de Navidad. Sin embargo, tienen más de dos meses sin recibir el producto.

 

 

Ismari Medina, vendedora informal en el centro de Caracas, indicó que su proveedor solo le suministró 5 pares de patines por 1,2 millones de bolívares y que los vendió en 1,8 millones de bolívares para facilitar las compras decembrinas.

 

 

 

 

El bebé Cicciobello original solamente se consigue a través de vendedores informales. El juguete experimentó un alza de 3.025%. En diciembre del año pasado costaba 96.000 bolívares, actualmente tiene un precio de 3 millones de bolívares. En Internet se comercializa entre 3,3 millones y 8 millones de bolívares.

 

 

 

 

 

 

 

Auxiliadora González, consumidora, afirmó que en una tienda ubicada en el centro de la ciudad un muñeco con forma de bebé no baja de 2 millones de bolívares. Agregó que se le hace difícil comprarlo porque su presupuesto para el regalo de su nieta es de 600.000 bolívares. En Chacao una muñeca bebé con cuerpo de tela y coche cuesta 971.000 bolívares.

 

 

 

González dijo que para hallar el obsequio ideal tiene que trasladarse desde Los Teques hasta Caracas porque en las tiendas cercanas a su domicilio no se consiguen juguetes de buena calidad y los que venden en su mayoría son de origen chino. “Aquí se consigue más variedad, pero los juguetes están extremadamente caros”, puntualizó.

 

 

 

Los muñecos Transformer subieron 19.497%, hace un año su precio variaba entre 21.400 bolívares y 27.412 bolívares. Actualmente las jugueterías lo comercializan entre 3,6 millones y 5,9 millones. En una tienda ubicada en un centro comercial de Chacao ofrecen pocas unidades de los Transformer en 1,6 millones de bolívares.

 

 

 

Otro de los juguetes que piden los varones son los superhéroes. En una tienda ubicada en la Zona Rental, figuras de Batman, Supermán, el Guasón, entre otros, pueden llegar a costar 690.000 bolívares. Los carritos Hot Wheels en un centro comercial de Chacao cuestan 114.000 bolívares cada uno. En noviembre los vendían en 75.000 bolívares, lo que significa que en un mes subieron 52%.

 

 

 

Durante el recorrido una consumidora entró a una juguetería porque en el mostrador exhibían una pista de carros Hot Wheels (216.000 bolívares), al ver de cerca el producto expresó: “Esta pista es china”. A los pocos segundos lo corroboró el vendedor al afirmar que lo poco que están recibiendo en mercancía proviene del país asiático. Otra de las pistas costaba 605.525 bolívares.

 

 

 

En el mes de octubre se podían encontrar en una tienda del mismo centro comercial, pocas unidades de carros adaptables para niños de 2 a 5 años de la marca Fisher Price. Actualmente no tienen disponibilidad del producto. Para sustituirlo venden bicicletas pequeñas con rueditas en 4,3 millones de bolívares.

 

 

 

El precio de las patinetas suele variar según el sector de la ciudad. En Chacao las venden en 250.000 bolívares mientras que los buhoneros del centro las ofrecen por 450.000 bolívares. Los carritos a control remoto continúan estando presentes en las listas de deseos de los niños y sus precios suelen variar entre 3,5 millones y 4 millones de bolívares.

 

 

 

Los relojes Yo Kai también están presentes en las cartas al Niño Jesús, pero solo los venden por Internet y su precio va desde 1,8 millones hasta 2,5 millones de bolívares, las medallas de la serie animada valen 530.000 cada una y un set de las figuritas de acción puede llegar a costar 3,7 millones de bolívares.

 

 

 

Julián Rodríguez tomó previsión sobre el aumento de los juguetes y adquirió parte del regalo en el mes de octubre. “Las tres figuritas de Lego me costaron 38.000 bolívares. Ahora cuestan 110.000 bolívares cada una”, afirmó.

 

 

 

Agregó que el regalo principal, una muñeca tipo Barbie de la serie de televisión Soy Luna, le costó 160.000 bolívares. En portales digitales están entre 250.000 y 840.000 bolívares.

 

 

 

Los buhoneros venden las Barbies originales en 700.000 bolívares, mientras que en tiendas el valor de la muñeca, con accesorios básicos, varía entre 1,2 millones y 1,6 millones. En 2016 las vendían en 110.000 bolívares, lo que equivale a un incremento de 952,48% en 12 meses.

 

 

 

Al momento de preguntarle a otra consumidora por el regalo que le pidieron sus hijos, manifestó que ellos se conformarán con lo que el Niño Jesús pueda traerles. Indicó que se sintió triste luego de escuchar a un pequeño en una camioneta decirle a su mamá que lo que quería que el Niño Jesús le trajera era una caja con alimentos que tenga mucha pasta, arroz y dos bolsas de leche. “No me lo contaron, lo viví yo”, expresó.

 

 

 

 

EN

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal