Suegro mató a taxista en San Agustín del Sur

El victimario, que agredía a su esposa, tenía problemas con el yerno porque le reclamaba su conducta

 

Gabriel Antonio Flores deja dos niños de 12 y 3 años de edad.

 

 

 

Una vivienda en el sector El Mamón de San Agustín del Sur fue el escenario de un homicidio por problemas familiares. El taxista Gabriel Antonio Flores, de 30 años de edad, recibió tres tiros de su suegro, Andrés Giovanni León, Era el sábado en la tarde, de acuerdo con familiares del primero.

 

 

El padre de la víctima, David Flores, relató lo sucedido en la morgue de Bello Monte, mientras otros familiares esperaban la entrega del cuerpo. Ese día, contó, Andrés Giovanni golpeaba a su esposa y por ello su yerno intervino para detener la agresión. Añadió que en ese momento el victimario sacó un arma de fuego y disparó en tres ocasiones.

 

 

El taxista, que murió en el lugar,  sufrió impactos de proyectil en la cabeza, el cuello y el pecho, aseguró el padre. Añadió que  el homicida huyó.

 

 

Flores tenía ocho años viviendo con sus suegros y  días antes, afirmó el padre, el suegro y su hijo habían discutido por el mismo motivo: las continuas agresiones de Andrés Giovanni contra su esposa.

 

 

Gabriel Antonio Flores deja dos niños de 12 y 3 años de edad.

 

 

 

En la morgue. Mario Antonio Matheus Matamoros, de 50 años de edad, fue hallado el viernes en la morgue de Bello Monte. El cuerpo, según  familiares, presentaba una herida por puñal entre la espalda y el cuello.

 

 

 

La víctima había salido el 12 de noviembre de su casa en Guarenas para visitar a sus hijos en Caracas y asistir a la iglesia cristiana como de costumbre. A partir de ese día no se supo más de él.

 

 

Familiares iniciaron la búsqueda en los hospitales de Caracas y en sedes policiales, hasta que lo hallaron en la morgue.

 

 

 

Román Antonio Matheus Matamoros, hermano gemelo de la víctima, informó que el Eje Oeste de Homicidios del Cicpc halló el cadáver en la esquina con Puente Victoria, en Parque Carabobo, el mismo día que la víctima salió de su casa a las 11:00 am. Lo encontraron sin pertenencia y presumen que el móvil del homicidio fue el robo.

 

 

 

“Es injusto que maten a un padre que deja a dos hijos pequeños. Este país se lo llevó quien lo trajo”, manifestó el hermano. La niña tiene 7 años de edad y el niño 4 años.

 

 

Por ARTURO GUILLÉN AGUILLEN@EL-NACIONAL.COM

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal