Repunte de casos de sarampión se debe a escasez de vacunas

Para la doctora María Teresa Ghersy, el repunte de casos de sarampión que se han presentado en los últimos meses en Venezuela, se debe a la escasez de vacunas, señaló que una de las metas de la Organización Mundial de Salud (OMS), para el año 2000 era la erradicación de esta enfermedad que puede ser mortal, sin embargo en los últimos meses específicamente en Bolívar se han presentado varios casos, por ello señaló la importancia de colocar a los 9 meses la vacuna trivalente y el refuerzo a los 15 meses de edad.

 

 

La pediatra explicó que el sarampión es una enfermedad muy contagiosa, causado por un virus de la familia de los paramixovirus y normalmente se suele transmitir a través del contacto directo y del aire. El virus infecta el tracto respiratorio y se extiende al resto del organismo, en los primeros 5 a 6 días hay una fiebre muy alta, luego brotan las encías en la parte superior, para luego presentarse una erupción generalizada de 7 días. Aseguró que casi siempre hay que hospitalizar, ya que son comunes las complicaciones con neumonía, otitis, meningitis, diarreas y vómitos que pueden causar deshidratación.

 

 

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa y grave causada por un virus. En 1980, antes de que se generalizara el uso de la vacuna, el sarampión causaba cerca de 2,6 millones de muertes al año.

 

 

A nivel mundial sigue siendo una de las principales causas de muerte en niños pequeños, a pesar de que existe una vacuna segura y eficaz. Se calcula que en 2015 murieron 134 200 personas por esta causa, la mayoría de ellas menores de 5 años.

 

 

La mayoría de las muertes se deben a complicaciones del sarampión, que son más frecuentes en menores de 5 años y adultos de más de 20 años. Las más graves son la ceguera, la encefalitis (infección acompañada de edema cerebral), la diarrea grave (que puede provocar deshidratación), las infecciones del oído y las infecciones respiratorias graves, como la neumonía. Los casos graves son especialmente frecuentes en niños pequeños malnutridos, y sobre todo en los que no reciben aportes suficientes de vitamina A o cuyo sistema inmunitario se encuentra debilitado por el VIH/SIDA u otras enfermedades.

 

 

En poblaciones con altos niveles de malnutrición y falta de atención sanitaria adecuada, el sarampión puede llegar a matar al 10% de los casos. La infección también puede provocar complicaciones graves en las mujeres embarazadas e incluso ser causa de aborto o parto prematuro. Quienes se recuperan del sarampión se vuelven inmunes de por vida.

 

 

Los niños pequeños no vacunados son quienes corren mayor riesgo de sufrir el sarampión y sus complicaciones, entre ellas la muerte. Las mujeres embarazadas sin vacunar también constituyen un importante grupo de riesgo. Sin embargo, puede infectarse cualquier persona que no esté inmunizada (es decir, que no haya sido vacunada y no haya sufrido la enfermedad). BH

 

Fuente: diariolaregion

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal