Profesor de música habría confesado asesinato de hermanas en Ocumare

 

Detectives del Cicpc contaron con el apoyo de los funcionarios de Polilander para esclarecer los crímenes de Milta Mireya Joseph Best, de 71 años, y de Cecilia Josefina Joseph Franco, de 65

 

 

Entregar un cuatro que le habían prestado fue la excusa del profesor Ángel Adolfo Díaz Castro (26) para ir hasta el apartamento de las hermanas Josehp, a quienes posteriormente asesinó, en horas de la noche del pasado viernes. Como se recordará, este hecho ocurrió en el inmueble 434 del piso 3 del edificio 4 de la urbanización Cristóbal Rojas (Parosca) en Ocumare del Tuy y los cadáveres fueron encontrados la tarde del pasado domingo, 48 horas después de ocurrido el doble homicidio.

 

 

 

Las víctimas Milta Mireya Joseph Best (71) y Cecilia Josefina Joseph Franco (65), eran hermanas y vivían solas. Ambas, presentaron golpes y heridas punzo penetrantes en el pecho y cuello. Además, fueron ahorcadas. Nunca tuvieron hijos, ni esposos. Profesaban la religión de los Testigos de Jehová. Milta era enfermera y su hermana, profesora de inglés. Ambas, estaban retiradas de estos oficios.

 

 

 

Las alertaron…

 

 

 

En horas de la tarde del pasado domingo, dos hermanas de religión acudieron al apartamento 434 de Parosca, para saber de las tías Joseph, como cariñosamente les conocían a las ahora occisas, ya que tenían días sin verlas y no respondían sus teléfonos. Además, un hermano de religión que vive en Valencia, estado Carabobo había recibido una llamada de Díaz Castro, donde confesaba el doble crimen de las infortunadas, lo que prendió las alarmas de los allegados a las hermanas Joseph.

 

 

 

“Las mujeres llegaron a la residencia de las víctimas y notaron que la reja estaba cerrada, pero observaron la puerta de madera entreabierta y en una silla estaba una de sus compañeras de religión, pero no respondía, por lo que acudieron al comando a solicitar apoyo”, dijo una fuente de Polilander, al revelar que una comisión se trasladó al sitio y los uniformados percibieron que del inmueble emanaba un hedor, por lo que llamaron a los bomberos de Miranda y éstos forzaron la reja, ingresaron y hallaron los cadáveres.

 

 

 

Se confiaron…

 

 

 

Conocer a Díaz Castro en el salón de conferencias religiosas donde iban las hermanas Joseph, les permitió tener confianza en éste para ingresar a su domicilio. Fue así como la noche del viernes acudió al hogar de las hoy víctimas para devolverles el instrumento musical (cuatro) que le habían prestado.

 

 

 

“Para llegar al apartamento hay que atravesar seis rejas y una puerta de madera, lo que nos hace presumir que las hermanas dieron acceso al hombre, ya que ningún vecino ha confesado haberle permitido el ingreso al edificio”, dijo un Polilander, al revelar que los residentes del lugar no se percataron de la ausencia de las hermanaos Joseph porque solían salir muy temprano y regresar de la noche. Además, la mayoría de los habitantes del edificio son personas de la tercera edad y dos jóvenes de unos 30 años cada uno. El resto sólo acude a dormir a sus inmuebles.

 

 

 

Intento frustrado

 

 

Una vez detenido el profesor de música intentó desvirtuar los hechos. Declaró a los investigadores que él había acudido al apartamento de las hermanas Joseph para entregar un cuatro y las encontró muertas. Esta versión fue echada por tierra por las declaraciones de la novia del incriminado, a quien anteriormente el sujeto también le había confesado el doble homicidio.

 

 

“Cuando llegué al apartamento encontré a las hermanas con un cuchillo en el cuello y en el pecho, por lo que se los quité y me fui, para que no me incriminaran”, declaró a la policía el ahora homicida, quien además se llevó el marcador verde fluorescente, con el que escribió en una pared del apartamento: “Muerte a los testigos”. También, cargó con el instrumento musical, un móvil, una Laptop de las víctimas y las armas (cuchillos) homicidas.

 

 

 

Al parecer, el hombre presenta trastornos depresivos.

 

 

 

Ante tribunales

 

 

En las próximas horas Ángel Adolfo Díaz Castro será imputado por la Fiscalía 9 del Ministerio Público. El móvil que maneja el Cicpc es la venganza personal, luego que el hombre fue expulsado del salón de los testigos de Jehová, por tener una conducta irregular. Cuando los religiosos tomaron esta decisión estaban en el grupo las hermanas asesinadas.

 

 

La Voz

MIP-TUY / Jean Carlos Rodríguez

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal