Presidente Trump inicia gira por Asia

El presidente Donald Trump saluda al abordar el Air Force One en la Base Aérea Andrews, en Maryland, el viernes, 3 de noviembre de 2017, al partir hacia Pearl Harbor, Hawaii, en el inicio de su gira asiática de 12 días.

 

 

El presidente Donald Trump, quien enfrenta desafíos internos, inicia el viernes la gira más larga por Asia de un mandatario estadounidense en más de un cuarto de siglo, mientras busca ayuda para presionar a Corea del Norte a que dé marcha atrás en la disputa sobre su programa nuclear.

 

 

 

Después de una escala en Hawai, Trump llegará a Tokio donde se reunirá con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, así como con miembros del servicio estadounidense y japonés. También se reunirá con familiares de ciudadanos japoneses que han estado prisioneros en Corea del Norte.

 

 

 

También lea: Desertores norcoreanos envían mensajes a Trump previo a su viaje a Asia.

 

 

 

El presidente Trump escribió al abordar el Air Force One en su cuenta de Twitter:”Acabo de despegar para la ceremonia @ Pearl Harbor. Luego me dirigiré a Japón, SKorea, China, Vietnam y Filipinas. ¡Nunca los defraudaré!

 

 

 

En China, la escala de Trump estará centrada en comercio y Corea del Norte.

 

 

Manifestantes protestan en anticipación a la visita del presidente Doanld Trump frente a la embajada de EE.UU. en Seúl, Corea del Sur, el 1 de noviembre de 2017.

 

 

La gira de Trump por Japón, Corea del Sur, China, Vietnam y Filipinas, que se extenderá del 3 al 14 de noviembre, lo mantendrá fuera de Washington cuando enfrenta varias situaciones domésticas importantes.

 

 

Estas incluyen la investigación federal sobre la supuesta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, la recuperación de Nueva York tras un ataque terrorista que dejó ocho muertos y el debate sobre un proyecto de ley para reformar el código tributario estadounidense.

 

 

La última vez que un presidente de Estados Unidos estuvo en Asia durante tanto tiempo fue a finales de 1991 y principios de 1992, cuando el presidente George H.W. Bush se enfermó durante una cena de Estado en Japón.

 

 

La ausencia prolongada de Trump ha alarmado a algunos aliados que, después de ver el intento fallido de reforma al sistema de salud, se preocupan de que el proyecto fiscal pueda sufrir durante su ausencia.

 

 

“Es un viaje demasiado largo y solo perjudicará su prioridad más importante, que es lograr que su agenda legislativa sea aprobada por el Congreso”, dijo un asesor externo de Trump, que habló bajo condición de anonimato, citado por Reuters.

 

 

 

“Ir a Asia no hace nada por avanzar su agenda de reducción de impuestos o ayudarlo en sus esfuerzos de reelección”, agregó.

 

 

Funcionarios de la Casa Blanca rechazaron las preocupaciones, e insistieron en que Trump puede concentrarse en una multitud de asuntos donde sea que se encuentre.

 

 

Voz de América

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal