Mineros y Zamora definirán la Copa Venezuela esta noche

El equipo barinés llega invicto en nueve partidos de la Copa

 

Mineros lucha por la Copa Venezuela y el torneo Clausura

 

 

Mineros y Zamora definirán esta noche qué equipo se llevará para sus vitrinas la Copa Venezuela 2017. Sobre el papel, el equipo guayanés tiene todo a favor para dar la vuelta olímpica ante su gente, pero el blanquinegro no ha dejado de sumar títulos desde 2013 y echará el resto en su último duelo del año para tratar de extender la racha.

 

 

 

El partido de ida cerró con un empate 1-1 en Barinas, por lo que la serie quedó bastante abierta, aunque hay una ligera ventaja para Mineros, al haber marcado como visitante, pues el equipo barinés está obligado a responder al gol que anotó Charlis Ortiz en los compases finales del compromiso disputado el 8 de noviembre. Además, Zamora no podrá presentar su once de gala en Puerto Ordaz.

 

 

 

El DT Alí Cañas tendrá que lidiar con las ausencias de los sancionados Ánderson Cardozo, Eduardo Sosa, Erickson Gallardo y Sebastián Fernández; José Pinto viene siendo baja por lesión, mientras que tanto Jorge Ignacio González como Anthony Uribe arrastraban molestias físicas y el segundo será duda hasta último momento. Por el contrario, Kevin De La Hoz está recuperado y Christian Makoun se reintegró al grupo tras cumplir sus compromisos de selección en los Juegos Bolivarianos.

 

 

 

Y si aún faltan argumentos para justificar el cartel de favorito que tiene Mineros, hay que recordar que Cachamay ha sido un fortín, en donde solo La Guaira y Caracas han podido ganar este año, y los dirigidos por Juan Domingo Tolisano llegan al choque de hoy con el envión anímico de haber sellado, el pasado sábado, su clasificación a la final del torneo Clausura, por lo que el sueño del doblete está a su alcance. ¡Ah! El equipo negriazul está invicto en sus últimos once partidos y solo extrañaría al cancerbero Luis Romero, pero el argentino Mario Santilli ya dejó su arco en cero en 180 minutos ante la poderosa ofensiva de Carabobo.

 

 

Así llega el conjunto guayanés a este partido de vuelta, mientras que Zamora desafía los pronósticos y espera que el “parón” desde su eliminación en el Clausura, el 11 de noviembre, le juegue a favor. “Queríamos seguir jugando en la Liguilla, así significara ir con ritmo de domingo-miércoles. De todas formas, el descanso, por así decirlo, nos sirvió para aclarar cosas después de lo que nos pasó en Barquisimeto (derrota 6-2)”, apuntó el lateral izquierdo Mayker González, un experimentado en estas lides, pues será su cuarta final de Copa, luego de las tres vividas con Trujillanos. “Una que perdí fue ante Mineros en Puerto Ordaz (2011) y estas son las revanchas que te da el fútbol”, recordó.

 

 

Para el jugador de 29 años, “llegar más descansados no garantiza nada”, y es consciente del peso de las bajas; sin embargo, advierte que el equipo “está mentalizado para correr y proponer durante 94 o 95 minutos. No es un partido más, es nuestra final, no habrá mañana”.

 

 

 

“Es una Copa Venezuela, algo que Zamora aún no tiene. También nos jugamos un semestre y no pasar inadvertdios en la temporada, sin ganar nada (…) Las bajas que tenemos son importantes, pero también son importantes los compañeros que van a jugar”, agregó González.

 

 

 

El equipo barinés llega invicto en nueve partidos de la Copa.

 

 

Liderendeporte

Por: Juan Sifontes Sousa / jsifontes@grupo-un.com

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal