Mineros ganó una final de película

Mineros se impuso ayer por 4-3 a Zamora frente a más de 25 mil espectadores en el CTE Cachamay y así sumó una tercera Copa Venezuela para sus vitrinas. El partido tuvo un final de infarto pues pasó de estar en el congelador con un 4-0 a quedar abierto para los dos.

 

 

 

El equipo guayanés no tardó en abrir el marcador. Al minuto 14, Charlis Ortiz fue derribado cerca del área después de una gran acción individual, y aunque el balón finalmente llegó a los pies de Richard Blanco y el “Avioncito” agitó las redes, el principal José Argote sentenció la infracción. Pero se cumplió aquello de que lo que es del cura va para la iglesia: Rolando Escobar ejecutó a la perfección el tiro libre para el 1-0.

 

 

 

Luego, al 33′, Blanco sí pudo celebrar, luego de que José Luis Granados bajará de cabeza un balón colgado desde la derecha. El delantero negriazul recibió de espaldas, se giró y castigo.

 

 

 

Zamora tuvo la posibilidad de recortar en el mismísimo primer tiempo, pero un disparo de media distancia de Anthony Uribe y un cabezazo de Diego García se estrellaron en el travesaño.

 

 

 

En el arranque del complemento, Mineros salió a liquidar y al primer minuto Ortiz amplió la ventaja y poco después, al 52′, el oriundo de El Tigre firmó su doblete, gracias a una gentileza de Blanco, que se le sirvió desde la derecha en una contra letal.

 

 

 

Parecía líquidado, pero no. Zamora no se entregó y los ingresos de Rodolfo Marcano, Brian Mendoza y Marcelo Moreno se hicieron sentir. Anthony Uribe, a pase de Juan Falcón, comenzó a recortar distancias al 64′; y Marcano, en su debut con el primer equipo, firmó un doblete que le dio vida al cierre del partido. Al 75′, el barinés anotó de cabeza y al 83′ marcó el tercero tras romper por el medio y apostar por la individual.

 

 

 

La postal para el cierre del partido fue el arquero Joel Graterol subiendo a cabecear en el área contraria en par de oportunidades y en la primera tuvo que atravesar toda la cancha corriendo con intensidad para regresar y salvar su arco del quinto gol de Mineros, dándole un chance más a Zamora.

 

 

 

A la postre, Mineros aguantó la embestida y pudo dar la vuelta olímpica ante su gente, pero no tendrá chance de mayor celebración, pues desde hoy debe enfocarse en el duelo dominical ante Deportivo Lara, en el arranque de la final del Clausura. Zamora regresaba ayer mismo en un vuelo chárter a casa, con la frente en alto porque nunca se entregó y casi hace la heroica.

 

 

 

Imagen de archivo

Líder

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal