México: Renuncia secretario de Hacienda para lanzar candidatura por el PRI

José Antonio Meade junto al presidente Enrique Peña Nieto, durante el anuncio de su renuncia como secretario de Hacienda para lanzar su candidatura a la presidencia.

 

 

El secretario de Hacienda de México, José Antonio Meade, hizo el lunes pública su intención de ser el candidato a la presidencia del Partido Revolucionario Institucional en las elecciones del próximo año, lo que lo convierte en el primer político que no está afiliado al partido en intentar una candidatura.

 

 

 

“Voy a solicitar mi registro como precandidato a la presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional”, dijo Meade en un discurso en el que entregó la cartera de Hacienda a su amigo José Antonio González Anaya, quien fue nombrado por Peña Nieto.

 

 

 

“Lo hago tras 20 años de servir a mi país de manera ininterrumpida en integridad y honradez”, agregó.

 

 

 

Meade, un doctor en Economía de 48 años, es percibido como un político conciliador y como un garante de la continuidad de políticas económicas actuales y quien además no se ha visto involucrado en escándalos de corrupción que han golpeado al Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

 

 

 

Los simpatizantes del partido político rápidamente apoyaron la candidatura de Meade, a pesar de no estar afiliado, en lo que pareció un anuncio cuidadosamente organizado para sofocar cualquier descontento interno sobre su candidatura antes de que los líderes del partido nombren formalmente su candidato para las elecciones presidenciales de México, convocadas para el 1 de julio.

 

 

“Queremos que sea nuestro candidato”, expresó Carlos Aceves, de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), un añejo grupo sindical que promueve activamente al partido gobernante.

 

 

 

Meade pidió a los funcionarios del sindicato que “me acompañen en este anhelo de hacer de México una gran potencia que implique para los mexicanos comida, sustento, vivienda y mejores oportunidades de vida”.

 

 

 

El exsecretario obtuvo de forma casi inmediata el apoyo del sector agrícola en medio de tambores y cánticos de “¡Vamos a ganar!”. Las abundantes muestras de apoyo llegaron a pesar de que el economista y graduado de Yale ha estado bastante alejado de los grupos de agricultores y trabajadores.

 

 

 

Los detractores dijeron que las muestras de apoyo cuidadosamente organizadas recordaron la época del “dedazo” —en la que el presidente saliente elegía al candidato para la presidencia del partido y que ha sido una tradición en el PRI por décadas.

 

 

 

“El regreso del dedazo en su máximo esplendor”, tuiteó Margarita Zavala, antigua primera dama y aspirante a una candidatura independiente para la presidencia.

 

 

 

“El ritual del tapado nos retrasa 25 años en el tiempo. En pleno siglo 21 eso es una vergüenza”, escribió.

 

 

 

El presidente Enrique Peña Nieto no mencionó la candidatura de Meade en una ceremonia en la que José Antonio González, director de la petrolera nacional Pemex, fue juramentado como nuevo titular de la Secretaría de Hacienda. El actual director financiero de Pemex, Carlos Treviño, ocupará el puesto de González en la petrolera.

 

 

 

Sin embargo, Peña Nieto sí le dijo a Meade que “le deseo el mayor de los éxitos en el proyecto que ha decidido emprender”.

 

 

 

Si Meade es seleccionado por el PRI antes del plazo del 18 de febrero, se convertiría en el primer candidato presidencial del partido que no está afiliado de manera formal.

 

 

 

Voz de América

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal