Legalización de documentos se hace cada vez más difícil

Largas colas hacen los ciudadanos para registrar partidas de nacimiento y títulos

“Los que van a legalizar deben tener dos copias de la cita y de los documentos que entregarán. En cada uno tienen que colocarle un timbre fiscal de 0.5 unidades tributarias. En caso contrario perderán la cita”, indicaban funcionarios de Ministerio de Educación Superior a las decenas de ciudadanos que intentaban legalizar sus notas y programas en el Centro de Caracas para irse del país.

 

 

En este ministerio, el Registro Principal y en el Servicio Administrativo de Identificación Migración y Extranjería (Saime) los solicitantes hacen colas kilométricas para registrar partidas de nacimiento, poderes a terceros, títulos universitarios, o para simplemente obtener su cédula o pasaporte por si tiene que emigrar.

 

“Hay mayor demanda y por eso nuestros sistemas están colapsados para otorgar citas para el pasaporte, legalización o apostilla de documentos. Dan citas para seis u ocho meses, dependiendo del estado en donde se encuentre el usuario”, informó Alejandro Valera, quien pronto se irá a Chile.

 

 

 

Él y otros seis primos cumplieron un año en trámites de notas, programas de estudio, partidas de nacimiento, legalización de matrimonios, y en la entrega de un pasaporte “exprés” que finalmente obtuvieron el jueves pasado.

 

 

 

“Es recomendable ir solicitando la cita para apostillar todos los documentos mencionados, y dejar de último la solicitud de los antecedentes penales en el edificio París de la plaza Candelaria, pues este papel se vence a los tres meses”, expresó Valera.

 

 

 

En las dependencias que habilitó el Ministerio de Educación Superior en Los Chaguaramos (Universidad Bolivariana) y en Altamira atienden hasta 600 personas de lunes a viernes, de 7:00 a.m. a 12:00 m, y de 1:30 p.m. a 3:30 p.m.

 

 

Mientras que los miles de usuarios que acuden al Registro Principal, en la avenida Urdaneta, hacen colas desde las 3:00 de la madrugada hasta las 12:00 del mediodía para legalizar títulos de primaria y secundaria y partidas de nacimientos, comenta Iris Ramírez, quien saldrá del país en enero de 2018 con rumbo a México.

 

 

 

“La atención en instituciones del Estado es cada vez más difícil. Están saturados con tanta demanda de documentos y pocos recursos económicos y humanos”, explica Carlos Branger, quien acudió tres veces al Registro Principal hasta que pudo ser atendido.

 

 

 

Funcionarios destacados en estas instituciones indicaron por su parte que la orden que tienen de sus superiores es atender al mayor número de usuarios, incluso a los que tienen pasaje en mano para irse en los próximos días. “Los atendemos como casos especiales, pero a veces estamos saturados y deben esperar hasta tres días para obtener sus documentos”.

 

 

 

Agregan que los ciudadanos que tienen cita son atendidos. “Luego les llega un correo electrónico con la planilla certificada o con la aprobación de la solicitud. Luego viene al registro a buscar sus documentos originales a la hora que pueda.  Siempre hay colas por la alta demanda”, agregan.

 

 

La vida transcurre en la cola

 

 

Seguir leyendo en El Universal

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal