Arrollados en Metro de Chacaíto fueron empujados en intentos de robo

Testigos afirmaron que los delincuentes aprovecharon la gran cantidad de gente en el andén. En el forcejeo las víctimas cayeron a los rieles

 

La inseguridad hace mella en la estación Chacaíto del Metro de Caracas

 

 

En menos de 24 horas dos personas cayeron a la vía férrea en la estación Chacaíto de la línea 1 del Metro de Caracas: un muchacho, el lunes en la tarde, y una mujer, ayer en la mañana. No se trató intentos de suicidio sino de intentos de robo que terminaron en tragedia.

 

 

 

Reportes de usuarios señalaron que las víctimas se precipitaron hacia los rieles de forma accidental, luego de que varios delincuentes, aprovecharon el volumen de personas en la estación para hurtarles teléfonos y billeteras.

 

 

 

“Objetivos de fácil alcance”, confirmó Alberto Vivas, vicepresidente de la Asociación Civil Familia Metro, una ONG integrada por ex trabajadores de la empresa estatal.

 

 

 

El lunes a las 5:00 pm la operatividad del Metro fue interrumpida por un presunto arrollamiento en la estación Chacaíto. A las 5:17 pm, en  la red social Twitter,  la compañía Metro de Caracas reportó que un usuario había ingresado a la vía férrea y reiteró el  mensaje en tres tuits seguidos, en los que dejó entrever que se trataba de un suicidio.

 

 

“A través de testimonios recabados desde el lugar se corroboró que la víctima, un hombre de 20 años de edad, perdió el equilibrio cuando las personas que tenía detrás de él, lo tropezaron. Era la hora pico y el andén estaba abarrotado de gente. Varios delincuentes intentaron someterlo. Hay testimonios que así lo refieren y que fueron plasmados en un escrito que será presentado a las autoridades del Metro”, aseguró Vivas.

 

 

 

Una hora después, el servicio quedó restablecido y al hombre lo trasladaron al hospital Domingo Luciani en  El Llanito. Sufrió amputación traumática de la pierna izquierda.

 

 

 

Ayer a las 9:40 am una mujer de 20 años de edad, identificada como María Martínez, murió al caer a los rieles de la estación Chacaíto.

 

 

“Sucedió exactamente igual a la tragedia del lunes. La gente esperando en los rieles en la hora pico y los delincuentes estudiando quién podía ser su próxima víctima. La mujer cayó y fue arrollada. No puede hablarse de suicidio en dos oportunidades seguidas. A esa mujer la empujaron accidentalmente porque estaban robando en la parte de atrás”, expresó Vivas.

 

 

Violencia. En lo que va de año se han reportado al menos cuatro personas muertas y ocho heridas, víctimas de hechos violentos dentro de las estaciones y vagones del Metro de Caracas.

 

 

El pasado 20 de abril, Mérida Isabel Fernández Suárez, de 58 años de edad, resultó muerta al quedar atrapada en la línea de fuego de un oficial de la PNB y un presunto delincuente que se enfrentaron en el vagón de un tren en la estación Parque Central. En el mismo hecho murió otro hombre mientras que el policía fue herido de un tiro en el tórax.

 

 

El 28 de marzo murió un hombre  y seis personas fueron heridas durante un enfrentamiento con presuntos delincuentes y funcionarios del Cicpc, en la estación Agua Salud.

 

 

 

En otro suceso, un escolta fue herido en el hombro cuando trató de evitar que lo robaran dentro de la estación Altamira. El hecho ocurrió el pasado 24 de marzo.

 

 

 

El 20 de  enero fue asesinado Orwin Alexander Menas Betancure, de 30 años de edad, dirigente del partido Primero Justicia, en la estación Agua Salud.

 

 

“Hay desinterés del Estado”

 

 

 

Alberto Vivas, vicepresidente de Asociación Civil Familia Metro, recalcó que el Metro de Caracas sigue siendo muy inseguro a pesar de haberse incorporado policías para patrullaje. “Hay desinterés del Estado en mejorar la situación”, explicó.

 

 

 

Indicó que el bajo costo del boleto ha incrementado el número de usuarios y con ello los hechos delictivos: “Los carteristas y ladrones aprovechan las horas de mayor afluencia de personas y no hay presencia policial que lo evite. El Metro es un caldo de cultivo para delincuentes”.

 

 

 

Vivas manifestó que deben reforzarse los planes de formación de los operadores de estaciones. “Hay funcionarios que reciben denuncias de hurtos y no las registran y le responden al usuario: ‘eso pasa aquí todos los días’, lo que no puede ser”, aseveró.

 

 

 

Finalmente subrayó: “Si el tema de la seguridad no se acata, veremos cosas peores en el Metro, se incrementarán los crímenes sin piedad”.

 

 

ROSIBEL CRISTINA GONZÁLEZR

CGONZALEZ@EL-NACIONAL.COM

 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal