Renunció el presidente del Kurdistán iraquí Masud Barzani

El presidente del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, anunció este domingo en una carta dirigida al Parlamento de la región autónoma que renunciará a su cargo “después del 1 de noviembre”, en un contexto de crisis sin precedentes entre el poder kurdo y Bagdad.

 

 

“Después del 1 de noviembre, ya no ejerceré mis funciones y me niego a que mi mandato sea prolongado”, afirma en la carta, de la que la AFP obtuvo una copia.

 

 

“Cambiar la ley sobre la presidencia del Kurdistán o prolongar el mandato presidencial no es aceptable”, añade el dirigente de 71 años, promotor del reciente referéndum de independencia en la región autónoma.

 

 

“Pido al Parlamento que se reúna para llenar el vacío en el poder, cumplir la misión y asumir los poderes de la presidencia del Kurdistán”, prosigue el presidente kurdo.

 

 

El líder, que siempre viste la ropa de color caqui de los soldados kurdos (peshmergas), agrega en la carta que seguirá siendo “un peshmerga en las filas del pueblo del Kurdistán y continuará defendiendo los logros del pueblo del Kurdistán”.

 

 

El referéndum de independencia que convocó, en el que ganó claramente el ‘sí’, creó una crisis sin precedentes entre Bagdad y Erbil.

 

 

Como represalia, el gobierno iraquí envió a sus tropas a retomar el control de todas las zonas situadas al exterior de la región autónoma donde los kurdos habían extendido su poder desde 2003, incluida la rica provincia petrolera de Kirkuk (norte), que podría haber garantizado la viabilidad económica de un hipotético Estado kurdo.

 

 

Y, los kurdos tampoco obtuvieron el apoyo internacional que esperaban respecto a la consulta.

 

 

– Tensiones en el Parlamento –

 

 

Barzani envió esa carta al Parlamento kurdo reunido este domingo por la tarde en Erbil para decidir del reparto provisional de sus poderes de aquí a las elecciones presidenciales, cuya fecha todavía no se ha fijado.

 

 

La cámara había suspendido recientemente las prerrogativas de Barzani a raíz de las consecuencias desastrosas del referéndum de independencia.

 

 

Tras haber sido aplazada varias veces, la sesión del Parlamento comenzó este domingo a puerta cerrada y en un ambiente tenso.

 

 

La oposición, sobre todo el partido Goran, que exigía la dimisión de Barzani y un “gobierno de salvación nacional”, se opone al reparto de poderes propuesto por los grandes partidos kurdos, el Partido Democrático del Kurdistán (PDK) de Barzani y su rival, la Unión Patriótica Kurda (UPK), indicaron varios diputados.

 

 

Barzani “simboliza el fracaso de la política kurda y la única cosa que le queda por hacer es pedir disculpas públicamente”, declaró antes de la apertura de la sesión Rabun Maaruf, diputado de Goran, provocando un airada reacción de los partidarios del presidente kurdo.

 

 

El mandato de Barzani, primer presidente electo de la región autónoma, expiró en 2013, pero el Parlamento lo prolongó dos años. Ante el caos creado por la ofensiva del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak, no se convocaron elecciones y el líder se mantuvo en el cargo hasta ahora.

 

AFP

 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal