¿Podemos hacer las cosas al revés?

Seguramente tus abuelos te han dicho “no camines al revés que eso es malo” pero ¿lo es realmente?

 

 

Todo lo contrario. Caminar hacia atrás tiene muchos beneficios: ayuda a utilizar los músculos y movimientos que rara vez se utilizan, pone menos tensión y requiere menos rango de movimiento en la rodilla, puede ayudar a aliviar el dolor de espalda e incluso mejorar sus habilidades de pensamiento y visión.

 

 

Por supuesto corres el riesgo de caerte si no prestas la debida atención al hacerlo por lo que se recomienda hacerlo en un lugar seguro como una pista o con un compañero que nos guíe e indique si hay algún obstáculo en el camino.

 

 

¿Qué hay de hablar? ¿También se puede? Pues sí pero requiere de muchísima práctica aunque vale la pena intentarlo, sirve para romper el hielo y divertir a tus amigos.  En WikiHow hay todo un tutorial que puedes intentar

 

 

 

Hacer las cosas al revés es posible siempre que tengamos cuidado. No tiene un uso práctico pero está garantizado que te puedes reír de ti mismo o de tus amigos. Para demostrarlo aquí tienes a unas youtubers que intentaron hacer una serie de retos al revés. Si bien fallaron en muchas ocasiones, se divirtieron y rieron hasta cansarse.

 

 

 

 

¿Te animas a hacer las cosas al revés?

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Confirmado: Gabriella Garcés

 

 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal