Cómo ir maquillada sin parecerlo

Si hace cuestión de meses, la tendencia más popular era el contouring, ahora parece que menos es más, ya que se ha puesto de moda ir maquilladas como si fuéramos con la cara recién lavada por las mañanas. Esta tendencia se llama look nude y consiste en utilizar diferentes productos de maquillaje para dar a nuestro rostro, una apariencia natural y delicada, como si no lleváramos ningún tipo de cosmético en nuestra piel.

 

 

¿Te apetece probar este look tan favorecedor y natural?

 

 

1. Para que el maquillaje quede lo más natural posible, el primer paso será tener el rostro completamente limpio. Para ello, utiliza un tónico limpiador que se adapte a tu tipo de piel aplicándolo en la dermis con la ayuda de un trozo de algodón. Si quieres que la limpieza sea más profunda, puedes exfoliar tu piel antes de utilizar el anterior producto. De esta forma, lucirás un cutis suave y libre de impurezas.

 

 

Además de la limpieza de cutis, si tu piel es sensible o demasiado seca, deberías aplicarte una loción o crema hidratante antes de comenzar a maquillarte.

 

 

 

2. Para conseguir maquillarte sin que lo parezca, debes comenzar aplicándote un corrector para tapar las imperfecciones de la piel y ocultar las ojeras, en el caso de que las tengas. Asegúrate de que el corrector es exactamente del mismo tono de tu piel, ya que sino se notará que llevas maquillaje. Para aplicarlo de forma que no se note, debes utilizar la mínima cantidad y siempre justo sobre la zona que deseas corregir, sin excederte.

 

 

 

3. Una vez que hayas corregido todas las imperfecciones de tu cara, debes aplicar una base de maquillaje en mate y que la cobertura sea muy ligera. Para ello, la mejor opción será utilizar una base que sea fluida o incluso una bb cream. Sea cual sea la opción que escojas, siempre debes recordar elegir el mismo tono de tu piel.

 

 

Para aplicar el maquillaje y conseguir un efecto natural, deberás agregar un poco de producto a una esponja para maquillar y extenderlo desde dentro hacia fuera dando pequeños golpes. Cuando termines, asegúrate de que no hayan quedado cortes y termina este paso, utilizando unos polvos translúcidos para sellar el producto.

 

 

 

4. El siguiente paso para conseguir un look nude, será utilizar un iluminador para el rostro. De esta forma, conseguiremos un efecto muy natural dándole puntos de luz a algunas zonas de la cara. Para aplicar el iluminador, debes agregar un poco de producto a una brocha pequeña de maquillaje y utilizarlo dando golpes muy suaves en la zona lagrimal, en la parte central de los pómulos y en la nariz, concretamente en el tabique nasal y en las aletas de la nariz.

 

 

5. Una vez hayas iluminado tu tez, será el momento de usar unos polvos bronceadores o, en el caso de que no dispongas de este producto, de un colorete para darle un poco de color a tu rostro. Este paso es importante que lo hagas correctamente, ya que si aplicas algunos de estos dos cosméticos de forma errónea, el resultado quedará muy artificial.

 

 

Coge una brocha para coloretes y agrégale la mínima cantidad de este producto. Para aplicarlo debes hacer movimientos circulares sobre tus pómulos para que quede natural. También puedes aplicarlo sobre la zona T de la cara si quieres darle un poco más de bronceado a tu cara. En cualquier caso, no te excedas con este producto, ya que se trata simplemente de dar un poco de color.

 

 

 

 

6. Existe una técnica para aplicar delineador sin que se note que llevas maquillaje: tighlining. Con esta técnica delinearás tus ojos sutilmente para conseguir una mirada más penetrante sin que parezca que llevas algún cosmético.

 

 

Esta técnica es muy sencilla: coge tu delineador y aplícalo de manera suave sobre la línea de agua de las pestañas de la parte superior del ojo. Es más recomendable que utilices uno resistente al agua, ya que de esta forma el efecto será más duradero. Esta técnica se trata de rellenar el hueco que queda entre las pestañas de arriba para que la línea de estas quede más definida pero para nada en exceso.

 

 

7. Para terminar el look nude, cogeremos un rizador de pestañas para darles mayor longitud, y aplicaremos sobre las de la parte superior un poco de rímel. Si quieres que el look sea lo más natural posible, debes asegurarte de aplicar la mínima cantidad y que no queden grumos en las pestañas.

 

 

 

8. Por último, también puedes maquillar tus labios de manera que no se note: primero utiliza un lápiz de color transparente para perfilarlos y que parezcan más grandes. Y luego aplica un labial de color mate que sea del mismo tono de tus labios. Ya estarás lista para lucir tu look nude.

 

 

 

 

UnComo

Por Confirmado: Gabriella Garcés

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal