Félix Hernández sorprendió a todos en su regreso

Cuando Scott Servais, mánager de los Marineros de Seattle, anotó en su programación el nombre de Félix Hernández para que realizara la apertura contra los Vigilantes de Texas—su primera desde el 31 de julio—esperaba un par de entradas como máximo. O al menos, el mejor esfuerzo con la limitación de 60 lanzamientos.

 

 

Lo que no estaba en la planificación de Servais, era que Hernández terminaría trabajando por espacio de 3.2 episodios, concediendo apenas 3 inatrapables, 1 carrera limpia y ponchando a 3 contrincantes.

 

 

 

“Lanzó strikes. Eso fue muy importante”, inició la explicación Servais sobre una apertura de Félix Hernández donde no regaló bases por bolas. “Los mantuvo haciendo swing lo que provocó que controlara la cuenta de envíos. Yo añoraba tres inning, y conseguimos un poco más que eso”.

 

 

 

La bursitis que mandó al serpentinero a la lista de lesionados pareciera ser cosas del pasado. La recta de Hernández tenía fuerza y ese movimiento que le permitió conseguir el Cy Young de la Liga Americana en 2010, pero la mejor noticia para Seattle, no hubo molestia alguna al terminar su presentación.

 

 

 

“Me sentí realmente bien y estoy feliz por eso”, aseguró Félix Hernández a MLB. “Solo estaba tratando de hacer mi trabajo y ayudando a mi equipo a ganar. Contribuir y estar con ellos. Todo fue sensacional”.

 

 

 

Hernández también informó que en su próxima apertura espera aumentar a 75 lanzamientos  y seguir recuperando la fuerza en su hombro derecho.

 

 

 

 

 

Meridiano

María L. Espinoza

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal