El secretario del Tesoro de EE UU pidió usar un avión privado del Gobierno para su luna de miel

El secretario del Tesoro de EE UU pidió usar un avión privado del Gobierno para su luna de miel
Mnuchin justificó su inusual petición alegando que era para mantener una línea de comunicación segura con la Casa Blanca

 

Steven Mnuchin y su mujer, Louise Linton. YURI GRIPAS REUTERS

 

 

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, pidió a la Casa Blanca utilizar de uno de los “jet” privados del Gobierno para su luna de miel por Europa. El argumento del ministro era disponer una línea de comunicación segura con el presidente Donald Trump y otros miembros del gabinete. La petición, enviada este pasado verano, fue retractada a los pocos días, según informaron fuentes al canal ABC.

 

 

Mnuchin y su mujer, la modelo y actriz Louise Linton de 36 años, planeaban utilizar la aeronave militar para volar a Escocia, Francia e Italia. El coste de operación por hora es de 25.000 dólares. El secretario del Tesoro retiró la solicitud tras “encontrar otra opción alternativa que asegurara la privacidad de las comunicaciones”, según declaró un portavoz este miércoles.

 

 

 

La polémica es doble tras conocerse, el mes pasado, que el secretario del Tesoro ya usó un avión privado del Gobierno durante un viaje a Kentucky. Esta escapada, que coincidió con el famoso eclipse solar en agosto, está bajo investigación. El uso de este tipo de naves suele estar reservado únicamente para el presidente, vicepresidente y otros puestos de seguridad nacional como el secretario de Estado o el secretario de Defensa.

 

 

Esa controversia comenzó por una foto. Linton compartió una imagen en su cuenta de Instagram en la que se le veía bajando con su marido del “jet” gubernamental. Haciendo referencia a su vestimenta, la modelo comentó alguna de las marcas que lucía: Hermes, Tom Ford o Valentino. Todas marcas de alta gama. Ante las críticas de usuarios de la red social, la escocesa contraatacó sarcásticamente.

 

 

La pareja, perteneciente a un entorno adinerado, no ha dejado de lucir su riqueza en sus pocos meses en Washington. Él proviene del banco Goldman Sachs, ella de Hollywood. Pero, ahora, bajo el escrutinio de la mirada pública, su ritmo de vida ha generado polémicas.

 

El Pais

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal