Un año sin Juan Gabriel: el legado del ‘Divo de Juárez’

“A Juan Gabriel nada le ha sido fácil, salvo el éxito”, decía el intelectual Carlos Monsiváis. Fueron sus humildes orígenes, una niñez llena de contratiempos e ilusiones lo que formaron materia prima para componer inolvidables temas que tocaron la fibra de la sociedad mexicana y trascendieron a generaciones de hispanohablantes.

 

 

 

Una vez el adolescente Alberto Aguilera Valadez se convirtió en Juan Gabriel, el ídolo, no hubo manera de escapar su encanto. En sus canciones, es un enamorado empedernido, eterno optimista sin ocultar los momentos de dolor, con una sensibilidad a flor de piel… escuchar a Juan Gabriel es sentirse acompañado, es volver a creer en el amor y en uno mismo.

 

 

 

Defensor de lo mexicano, Juan Gabriel desde el comienzo compuso rancheras, mariachi, logrando que sus musas españolas como Rocío Dúrcal e Isabel Pantoja incursionaran en estos géneros. ‘El Divo de Juárez’ immortalizó lugares e imágenes de su tierra en sus temas (‘El Noa noa’) y en sus legendarias presentaciones (como la del Palacio de Bellas Artes en 1997).

 

 

 

Su última gira norteamericana la llamó ‘MéXXIco es todo’, en plena campaña electoral americana en la cual Donald Trump insultó a inmigrantes mexicanos.

 

 

 

Su inesperada muerte a los 66 años a causa de un infarto, dos días después de presentarse en concierto en el sur de California, conmovió a toda América Latina. Se le recibió con todos los honores en ese Palacio Bellas Artes de la capital, como se hizo con selectas figuras de la cultura popular mexicana como Cantinflas y María Félix.

 

 

 

Pero en las calles, en las cantinas, la gente salió a cantar, a emborracharse, a liberarse como él ejemplificó en sus temas.

 

 

 

Cantautor prolífico, con un catálogo de más de 1,800 temas, interpretados tanto por él como por figuras como Pantoja, Dúrcal, Luis Miguel, Angélica María y muchas más. Cuarenta años de trayectoria, 18 discos, adoración del público y de la industria, pero Juan Gabriel no ganó su primer Latin GRAMMY hasta meses después de su muerte, incluyendo álbum del año por ‘Los Dúo 2’.

 

 

 

Juan Gabriel es eterno. Aún hay material inédito que está por salir a la luz. Las nuevas generaciones como Natalia Lafourcade han tomado como causa personal el celebrar lo mexicano en su música como una vez lo hizo Juanga. Figuras clave de la música pop latina contemporánea no existirían hoy sin Juan Gabriel, empezando por Marc Anthony, un chico Nuyorican cuyo primer idioma era el inglés.

 

 

 

 

“Me doy cuenta cada día de lo que él tuvo que ver con quien soy como artista. Su gusto, su sensibilidad, interpretación y pasión… me crié con la música de él y jamás en la vida hubiera pensado que grabaría en español… Una amiga mía me puso la canción ‘Hasta Que te Conocí’, cuando iba con ella en el carro y de ahí cambió mi vida para siempre. En ese momento decidí que tenía que grabar en español”, dijo Anthony en una entrevista con Televisa.

 

 

 

Durante su histórico concierto en el Palacio de Bellas Artes por motivo de sus 25 años de trayectoria en 1997, Juan Gabriel se dirigió a la audiencia para explicar que el evento estaba siendo grabado como un “testimonio” para la posteridad. “No hay duda de que les encanta lo que está ya clásico, ¿verdad?” “¡Sí!” Exclamó su público ahí presente. “Pero yo tengo que promover mis próximos 25 años.”

 

 

 

Al Divo lo tuvimos en cuerpo presente por casi 20 años más, hasta el fatídico 28 de agosto de 2016. Pero su testimonio perdura como ‘Amor Eterno’ en sus insaciables seguidores.

 

 

 

Univision

María L. Espinoza

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal