Reciclaje de piezas propicia fallas en trenes del Metro

Dos días consecutivos se han registrado fallas en el Metro de Caracas, que han causado el colapso del sistema de transporte. Trabajadores de la empresa estatal, que prefieren resguardar sus nombres, afirmaron que las averías son producto de la falta de mantenimiento preventivo y correctivo.

 

 

 

 

Ayer en la mañana debido a que un tren se accidentó en la estación La Bandera, de la Línea 3, hubo que habilitar una Vía Única Temporal que generó un fuerte retraso. En las afueras de las estaciones de ese tramo, que conecta Plaza Venezuela con La Rinconada, los usuarios esperaban autobuses que los llevaran a sus destinos, tarea que se dificultaba porque las unidades estaban abarrotadas de pasajeros.

 

 

 

 

También hubo reportes de marcha lenta de los trenes en la Línea 1 que causó la demora de su llegada a los andenes. El martes pasado fue ese tramo el que causó problemas. A las 6:00 pm a través de su cuenta oficial en Twitter el Metro informó que un tren sin tracción causaba un fuerte retraso en el sistema. El inconveniente provocó el desalojo de los usuarios de las estaciones Plaza Venezuela y Colegio de Ingenieros.

 

 

 

 

Un empleado del Metro, que pidió no revelar su identidad, explicó que la avería se localizó en una zapata o escobilla, pieza que permite que el tren reciba energía eléctrica desde los rieles.

 

 

 

 

“Estas piezas deben hacer contacto con el riel de energía, pero existen desniveles en el riel y en ocasiones se producen fuertes chispazos. El martes una de las zapatas quedó casi soldada con la vía y se produjeron esos estallidos eléctricos que los usuarios sintieron como estallidos o explosiones”, indicó la fuente.

 

 

 

 

Otro trabajador del subterráneo aseguró que la zapata que tenía el tren fabricado por la CAF era una pieza original de los trenes más antiguos, elaborados por Alstom, debido a que no cuentan con repuestos para los ferrocarriles más nuevos. Precisó que de la flota de 48 trenes nuevos, solo quedan 31 operativos.

 

 

 

 

Luis Manuel Aguana, ex gerente corporativo de Tecnología del Metro de Caracas y miembro de la Asociación Civil Familia Metro, explicó que el mantenimiento de los rieles debe realizarse cada 10.000 kilómetros, debido a que el contacto rueda-riel es el que sufre mayor desgaste. Señaló que actualmente ese mantenimiento se realiza de manera superficial porque no existe personal capacitado.

 

 

 

 

Un tercer empleado del Metro de Caracas confirmó que los técnicos de mantenimiento, que tienen un alto nivel de preparación y conocimiento del sistema, se han ido de la empresa y han migrado a trabajar en países como Ecuador, Perú y Colombia.

 

 

 

 

“En Venezuela el sueldo no alcanza para nada y esos muchachos prefieren ofrecer sus servicios a un patrón que les pague más y se van. Formar a uno de ellos es un proceso complejo, que no se hace de la noche a la mañana”, dijo.

 

 

 

 

Añadió que tampoco hay inversión para repuestos e insumos. “Se hace canibalismo, con las piezas de un tren parapatean otro. Hay trenes que ruedan sin piezas, pero los sacan para dar el servicio”.

 

 

 

 

En lo que va de año ha habido al menos cinco averías importantes. En enero la Línea 1 cerró las estaciones desde La California a Chacao por fallas eléctricas, en febrero hubo una falla eléctrica en Chacaíto que paralizó el servicio. En marzo un tren se accidentó entre las estaciones Miranda y Los Dos Caminos y también colapsó el sistema. El 11 de julio una falla en el cierre de las puertas de un tren posicionado en la estación Chacaíto, generó congestión.

 

 

 

 

 

 

EN

Por Confirmado Massiel Bravo

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal