Marwin González, capaz de hacerlo todo como utility de los Astros

De alguna manera, el ascenso de los Astros de Houston a los primeros lugares de la Liga Americana representa también la historia de Marwin González.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el 2012, el venezolano hizo su debut de Grandes Ligas. En ese entonces, jugaba apenas tres posiciones, tercera base, short stop y segunda base, bateó .234/.280/.327 en 80 juegos, con 65 de OPS+. Eso es por debajo del promedio, pero de cualquier manera la cifra superó el número de victorias (55) de Houston ese año.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A la vez que mejoraron los Astros, González hizo lo propio. Se convirtió en un bateador de poder del promedio desde ambos lados del plato, dispuesto – y con la capacidad – de jugar cualquier posición a la defensa. Era capaz de defender todas las bases, pero no dominaba por completo ninguna. Eso era bien útil, pero no lo separaba de los mejores súper utilites, como Ben Zobrist y Brad Miller.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entre los ligamayoristas que habían jugado en la primera, segunda, tercera, el campo corto, el jardín izquierdo y el bosque derecho entre el 2012 y el 2016, González se ubicó el puesto 12, pero ahora es el maestro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal como los Astros se han convertido en el equipo más poderoso de la Liga Americana, encabezando el Joven Circuito por 12 juegos, ha ascendido González. Llegó a agosto bateando .314/.393/.514 con 19 jonrones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Solo cinco jugadores, incluido González, pueden decir que han jugado todas esas posiciones este año, pero el OPS del venezolano aventaja por casi 200 puntos al segundo mejor en ese grupo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un ajuste a su cuadre en la caja de bateo y una nueva habilidad de negociar bases por bolas han contribuido a que el veterano de seis años se haya pasado de ser una pieza útil del róster a uno de los bateadores élite de la liga. En años anteriores, tal vez González no pudo haber dado tantos fouls para llegar al noveno pitcheo de un turno que logró sacar, estilo golf.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora bien, González se destaca no solo entre los utilites. Aunque muchas veces es opacado en su propio equipo por nombres como el boricua Carlos Correa, el venezolano José Altuve y George Springer, su actuación se puede comparar con las de ellos. Está tercero en el equipo en jonrones, empujadas, promedio y porcentaje de embasarse. Y está segundo in slugging.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque tiene suficiente defensa para jugar en el campocorto, su bateo lo colocaría cuarto entre los inicialistas. Así como lo leen: El OPS de González entre los jugadores de esa posición de poder lo coloca entre Justin Smoak y Cody Bellinger.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y lo está hacienda como bateador ambidextro. Aunque se siente más cómodo ante los derechos, González sabe defenderse ante los zurdos también.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los múltiples guantes que siempre lleva son igual de importantes que se su bateo. Sin embargo, no es que pueda jugar tantas posiciones, sino también que las juegue con tanta destreza. Ha jugado 50 innings o más en la inicial, la intermedia, la antesala, las paradas cortas y el jardín izquierdo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si Houston quiere darle un descanso a un jardinero, González puede ayudar. El versátil jugador hasta ha cubierto la ausencia de Correa en el campo corto. Aunque no aporta la súper defensa del puertorriqueño, la presencia de González en el short al menos asegura que no vaya a haber una gran diferencia en el aporte ofensivo desde dicha posición.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Casi cualquier otro equipo de Grandes Ligas quisiera contar con González como su torpedero titular. Después de todo, su OPS es mejor que el de Correa por seis puntos y sería el mejor de las Mayores para la posición.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mientras los Astros continúan su marcha hacia un título divisional, la mayoría de la atención será para los estelares del equipo. La interminable cantidad de hits de Altuve y la habilidad de Springer de iniciar los partidos con cuadrangular son cosas dignas de elogios, pero no hay que ignorar el rol de González.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsiglo

Por Confirmado: MariGonz

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal