Las feromonas como claves en la atracción sexual

En varias oportunidades algunas personas nos atraen más que otras no solo por su apariencia física, sino por su olor. Se ha comprobado que cada ser humano también tiene una preferencia sexual basada en el olor corporal de su pareja, algunos estudios afirman que el olfato nos guía hacia individuos con nuestras mismas inclinaciones. Las responsables de que este acto suceda son las feromonas.

 

 

 

Las feromonas son sustancias químicas segregadas por nuestro organismo cuya función principal es promover la atracción sexual. Estas son utilizadas también por diferentes animales para generar comportamientos en otros de su misma especie. Los humanos las generan primordialmente para concebir deseos en el sexo opuesto.

 

 

 

Feromona se deriva de dos palabras griegas: pheran (transferir) y hormas (excitar). Estas son captadas por el sentido del olfato  pero a través de un canal muy específico. Las investigaciones indican que las feromonas son reconocidas a través del órgano vómer nasal, este se encuentra en el hueso vómer que se ubica entre la nariz y la boca, y desde allí envían una señal directa al cerebro.

 

 

 

El OVN conduce la percepción de la feromona directamente al tronco encefálico, produciendo un efecto duradero de atracción erótica, de simpatía y de sexualidad. Todo esto ocurre de forma inconsciente, sin embargo, actualmente en las sex shops venden al público cremas, estimulantes y lubricantes llenos de supuestas feromonas con el fin de promover mayor excitación sexual en las parejas.

 

 

 

Se ha comentado que todas estas cremas llenas de feromonas masculinas o femeninas podrían ser utilizadas para mejorar el humor, aliviar la depresión y reducir el estrés, sin embargo esto no se ha comprobado al 100% dado que la producción de las mismas es algo propio y fisiológico del organismo.

 

 

 

Las feromonas podrían ser la base que explique la “química” entre las personas, siendo estas claves en las sensaciones de atracción instantánea y conexión con el sexo opuesto, al fin y al cabo son captadas a través de nuestros sentidos promoviendo conmociones inmediatas.

 

 

 

 

Culturizando

Por Confirmado: Oriana Campos

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal