Irán acusa a EEUU de violar el acuerdo nuclear

Irán condenó este jueves las nuevas sanciones estadounidenses tachándolas de “violación” del acuerdo sobre su programa nuclear, coincidiendo con el primer día del segundo mandato del presidente Hasan Rohani, presionado en su país.

 

 

 

Durante una ceremonia oficial, el guía supremo, Alí Jamenei, “ratificó” la elección en mayo de Rohani, etapa formal necesaria para el comienzo del segundo y último mandato del presidente moderado, que prestará juramento ante el Parlamento el sábado.

 

 

 

A pesar de su elección triunfal, Rohani es criticado en Irán, donde los conservadores le reprochan que haya hecho demasiadas concesiones a las grandes potencias sin escuchar sus advertencias sobre Estados Unidos, el enemigo acérrimo de la República Islámica.

 

 

 

El acuerdo cerrado en julio de 2015 entre Teherán y las grandes potencias (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia, China y Alemania) estipula que Irán debe limitar su programa nuclear a usos civiles a cambio del levantamiento progresivo de las sanciones internacionales.

 

 

 

Al contrario de la anterior administración estadounidense, de Barack Obama, la de Donald Trump ha adoptado una actitud hostil con Irán y ha criticado el acuerdo nuclear.

 

 

 

 

Al contrario de la anterior administración estadounidense, de Barack Obama, la de Donald Trump ha adoptado una actitud hostil con Irán y ha criticado el acuerdo nuclear.

 

 

 

El Congreso estadounidense ha impuesto nuevas sanciones contra Irán, que conciernen a su ejército de élite, los Guardianes de la Revolución, así como al programa balístico de Teherán, la situación de los derechos humanos y el apoyo iraní a grupos como el libanés Hezbolá, al que Estados Unidos considera como “terrorista”.

 

 

 

 

“Creemos que el acuerdo nuclear ha sido violado y, por tanto, vamos a reaccionar de forma apropiada”, declaró Abas Araghchi, viceministro iraní de Exteriores, cuyo país no mantiene relaciones diplomáticas con Estados Unidos desde 1980.

 

 

 

– “Ley” contra Estados Unidos –

 

 

“El objetivo principal de la ley estadounidense es asustar a las grandes compañías e impedir que cooperen con Irán. Pero comprobamos que la política de los países europeos va en contra de eso”, añadió Araghchi.

 

 

 

A finales de julio, el Senado estadounidense adoptó casi por unanimidad un proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes para imponer sanciones contra Rusia, Irán y Corea del Norte. El presidente Trump promulgó esas medidas el miércoles.
La alta comisión iraní para vigilar la aplicación del acuerdo nuclear, en la que participan Rohani y otros responsables del país, “ha adoptado 16 medidas contra la acción de Estados Unidos”, dijo Araghchi sin dar más detalles.

 

 

 

“Tras la promulgación de la ley por Trump, hemos entrado en una nueva etapa y el Parlamento va a ultimar su propia ley” contra Estados Unidos, explicó.

 

 

 

El guía supremo iraní, Alí Jamenei (izq), da su sello oficial de aprobación al presidente, Hasan Rohani, durante su jura del cargo, el 3 de agosto de 2017 en Teherán.

 

 

 

El Parlamento iraní ha comenzado el examen de un proyecto de ley para reforzar el programa balístico de Irán y la fuerza Qods de los Guardianes de la Revolución para “luchar contra las sanciones de Washington”.

 

 

 

Los europeos han expresado preocupación por el programa de misiles de Irán, y lo invitaron en varias ocasiones a que no lleve a cabo ensayos de misiles.

 

 

 

El jueves, el Ministerio de Exteriores francés consideró que la continuación del programa de misiles “es contradictoria con la resolución 2231 del Consejo de Seguridad”, referida al acuerdo nuclear.

 

 

 

Por su parte, la Unión Europea señaló que, tras las sanciones estadounidenses, “todas las partes” respetan el acuerdo nuclear.

 

 

 

– “Más fuerte que antes” –

 

 

Además de los ataques de los conservadores, Rohani suscita críticas entre los reformistas, que le reprochan que no les haya concedido bastantes puestos en su Gobierno, que presentará el sábado ante el Parlamento.

 

 

 

También se le reprocha que no haya nombrado a ninguna mujer al frente de un ministerio.

 

 

 

El presidente iraní ha recibido, sin embargo, el apoyo de los principales jefes de los Guardianes de la Revolución.

 

 

 

Durante la ceremonia de investidura, Rohani afirmó que su país “no aceptará jamás el aislamiento”.

 

 

 

“El acuerdo nuclear es la señal de la buena voluntad de Irán a nivel internacional para el entendimiento” con el resto del mundo, añadió el presidente iraní.

 

 

 

El ayatolá Jamenei, autoridad máxima en el país, aconsejó por su parte a Rohani que “se ocupe de los problemas de la gente”, estreche las relaciones “con el mundo” y “resista con fuerza a los dominantes”, especialmente “al Gobierno estadounidense que es el más agresivo e insolente”.

 

 

 

 

 

 

AFP

Por Confirmado Massiel Bravo

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal