El huracán Harvey degrada a categoría 2 y podría causar inundaciones con “peligro mortal”

La escala de escala de intensidad Saffir-Simpson llega hasta el 5

 

 

El huracán Harvey, de categoría 4, toca tierra en la costa de Texas FOTO: AFP | VÍDEO: EFE

 

El fuerte temporal podría provocar inundaciones “devastadoras” en Texas

 

 

 

Los avisos de huracán afectan a 1,4 millones de personas

 

 

 

 

El huracán Harvey se ha degradado hoy a categoría 2, después de que sus vientos perdiesen parte de su intensidad y soplen ahora a 155 kilómetros por hora. La preocupación ahora son las “inundaciones catastróficas”, que podrían ser de “peligro mortal” según el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

 

 

 

Según el último boletín del NHC, emitido a las 05.00 hora local (09.00 GMT), el ciclón continúa su esperado debilitamiento tras tocar tierra y ha reducido su velocidad de traslación a los 9 kilómetros por hora, lo que aumenta su capacidad de destruir las zonas a su paso.

 

 

 

Tras alcanzar en la noche de este viernes la costa del estado como categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, con un máximo de 5, y vientos de hasta 215 kilómetros por hora, Harvey podría degradarse a tormenta tropical a lo largo del día, según estiman los meteorólogos del NHC.

 

 

 

Mientras tanto, Harvey sigue dejando fuertes lluvias en la región y ya han caído hasta 25 centímetros de agua en algunas zonas del sudeste de Texas.

 

 

Primeras inundaciones en Corpus Christi, en la costa de Texas. REUTERS

 

 

El huracán, el primero de categoría mayor en alcanzar EEUU desde Wilma en 2005, se mantendrá en esta zona del estado durante los próximos días debido a la presencia de un sistema de altas presiones que le impide su avance hacia el noroeste.

 

 

 

Así, los expertos del NHC prevén que Harvey regrese este domingo hacia la costa, donde se mantendrá como tormenta tropical hasta bien entrada la próxima semana, lo que aumenta notablemente el peligro de importantes inundaciones en la zona.

 

 

 

Se espera que Harvey produzca hasta el próximo miércoles acumulaciones de lluvia de hasta 76 centímetros, aunque en algunas zonas aisladas esta cifra podría alcanzar 101 centímetros.

 

 

 

A esto hay que sumar la marejada ciclónica que trae consigo Harvey, que sumada a la marea podría suponer un aumento del nivel del mar de hasta 3,6 metros en la zona de la costa situada entre la localidades de Port Aransas y Port O’Connor, donde tocó tierra sobre las 22.00 hora local del viernes (02.00 GMT del sábado).

 

 

 

Además, el NHC alerta de que esta marejada puede estar acompañada de “grandes y destructivas olas” en esta región.

 

 

 

Los peligros de Harvey se extienden además al riesgo de tornados a lo largo del día de hoy y la próxima madrugada en la costa central y norte de Texas y el suroeste del estado de Luisiana.

 

 

 

La llegada de Harvey

 

 

Harvey tocó tierra en la localidad de Rockport, 45 kilómetros al noreste de Corpus Christi, sobre las 22.00 hora local (03.00 GMT del sábado), con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora.

 

 

 

El huracán avanzaba en dirección noroeste a una velocidad de 11 kilómetros por hora y se prevé que en las próximas horas empiece a debilitarse y se siga moviendo por el sureste de Texas más lentamente.

 

 

 

El meteorólogo Scott Stropling explicó a Efe que Harvey es un “muy grave riesgo” y una “amenaza para las vidas humanas”. “La marejada ciclónica y los vientos de fuerza de huracán son nuestra mayor preocupación inicial” sobre Harvey, que “durante días arrojará intensas lluvias con acumulaciones muy altas de agua a lo largo del centro y este de Texas”, añadió Stripling.

 

 

 

Aunque los meteorólogos del CNH preveían que Harvey tocase tierra como huracán de categoría 3 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5, el huracán se fortaleció 4 horas antes de llegar a Texas.

 

 

Wilma fue el último huracán que golpeó territorio estadounidense como huracán mayor (categoría 3), cuando en octubre de 2005 azotó la costa suroeste de Florida y atravesó la península, donde dejó daños por 16.800 millones de dólares y cinco víctimas mortales, para un total de 22 fallecidos.

 

 

 

Stripling reiteró la enorme preocupación de los meteorólogos por las “zonas críticas” de la costa de Texas más expuestas a la “marejada ciclónica con la subida del mar”, lo que “exacerbará las inundaciones”.

 

 

 

Antes de la llegada del huracán se emitió una orden de evacuación obligatoria en los siete condados de la costa de Texas desde Corpus Christi hacia el oeste, hasta Galveston Island, que afecta a decenas de miles de residentes, con la advertencia de las autoridades de que “no se garantiza el rescate” de aquellos que decidan quedarse en sus hogares.

 

 

 

El aviso de evacuación voluntaria se concentró en las áreas de Corpus Christi y la península de Bolívar, donde su población recuerda las numerosas viviendas que fueron barridas por el huracán de categoría 2, Ike, en 2008.

 

 

 

Harvey se regeneró a partir de los remanentes de la tormenta tropical que se formó la semana pasada en aguas del Caribe y encontró en su avance numerosos factores favorables para su desarrollo, como una superficie marina de aguas cálidas, el aire calmo y la lenta velocidad de traslación.

 

 

 

Intensas tormentas en México

 

El huracán Harvey causará en las próximas horas tormentas intensas en el estado nororiental mexicano de Tamaulipas con rachas de viento de más de 70 kilómetros por hora, según pronosticó el Sistema Meteorológico Nacional (SMN) de México.

 

 

 

En Tamaulipas, que tiene frontera con Estados Unidos, se prevén tormentas intensas y la posible formación de tornados que alcanzarán el norte de de Nuevo León y Coahuila, otros dos estados mexicanos, señaló el SMN en su informe de las 18 horas (22.00 GMT).

 

 

 

Para el sábado se prevén vientos de más de 60 kilómetros por hora y la posible formación de torbellinos en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas a causa de Harvey

 

 

 

El SMN mexicano pronosticó lluvias muy fuertes para los estados de Coahuila, Nuevo León, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Puebla, Oaxaca, Veracruz y Chiapas. En los de Sonora, Chihuahua, Durango, Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Tlaxcala, Guerrero, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo se prevén tormentas fuertes.

 

 

 

Las lluvias pueden venir acompañadas de actividad eléctrica, rachas de viento de más de 60 kilómetros por hora y posible caída de granizo al paso de los sistemas de tormenta.

 

 

El mundo.es

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal