Cómo saber si soy dependiente de mi pareja

Tener una pareja no significa estar día y noche pegados y es que muchas personas creen que al unirse a alguien pierden por completo su independencia. Si bien es cierto que una relación nos lleva a considerar y respetar al otro, seguimos siendo individuos con gustos, preferencias y pasiones personales y al dejar todo eso a un lado por alguien entramos en un territorio que puede resultar contraproducente.

 

 

Instrucciones:

 

 

1. No hay que confundir el amor con la dependencia. Se puede querer a alguien y tener al mismo tiempo una vida personal, ser nosotros mismos y permanecer solos sin la necesidad de estar siempre con el otro. Las relaciones de dependencia no son saludables y al acabar suelen dejar una sensación de que no somos nada sin el otro que resulta muy problemática.

 

 

2.Una de las primeras señales de que somos dependientes de nuestra pareja es que dejamos de vivir nuestra vida por estar a su lado. Los planes con los amigos, los almuerzos con la familia, los viajes con los compañeros, todo o bien debe hacerse junto a esta persona o simplemente se deja de hacer. Se sacrifica la independencia porque no nos sentimos seguros o cómodos sin esa persona.

 

 

3. Cuando eres dependiente de tu pareja no concibes estar mucho tiempo sin saber de esa persona: le escribes constantemente, le llamas muchas veces aunque no tengas nada que decir. Para quienes están afuera este comportamiento puede parecer exagerado e incluso preocupante, y es que en ocasiones dejas de atender tus asuntos porque para ti esa es la forma de estar comprometida en una relación.

 

 

4.Has dejado de pasar tiempo con todas las personas cercanas a ti por dedicarte de lleno a tu relación. No se trata dolo de una “etapa transitoria”, cuando es algo común es un signo de que eres dependiente de tu pareja. Esta señal se observa con frecuencia en los noviazgos.

 

 

5.¿Toman las decisiones del día a día en conjunto o siempre es tu pareja quién decide?. En este tipo de relaciones el dependiente sigue los pasos del otro casi sin participar convirtiéndose en una especie de sombra de su pareja. El equilibrio es fundamental en una unión y cuando está ausente se generan conflictos e inseguridades.

 

 

6.Una relación de este tipo podría deber a una dependencia emocional, si sientes que es tu caso te recomendamos que visites a un especialista y que no lo dejes pasar por alto. Este tipo de conductas tienen solución pero requieren de trabajo para conseguir el anhelado crecimiento personal.

 

 

 

 

 

UC

Por Confirmado: Oriana Campos

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal