Cómo saber si mi relación de pareja es disfuncional

Mucho se habla de familias o parejas disfuncionales y es que el término ha pasado ya al lenguaje cotidiano, sin embargo muchas personas no saben exactamente qué significa ni cómo saber si su relación de pareja es disfuncional o no.

 

 

 

¿Qué significa disfuncional?

 

 

El término disfuncional se usa para señalar una relación, comportamiento, sistema social, etc que no funciona de forma adecuada, yendo en contra del debe ser. Cuando se habla de una pareja disfuncional se refiere a una unión en la que los valores y tratos que deberían estar presentes se encuentran ausentes o no funcionan de forma correcta.

 

 

Falta de comunicación

 

 

Una de las primeras señales de que la relación en pareja puede ser disfuncional es la ausencia de una buena comunicación. Las parejas saludables conversan de forma habitual acerca de su cotidianidad y también de temas más profundos como sus expectativas de vida, sentimientos, emociones, planes de futuro etc. En una unión que no marcha bien este aspecto fundamental se ve muy afectado.

 

 

Tensión constante

 

 

Cuando la relación no marcha bien es habitual que ambos sientan mucha tensión, en las parejas disfuncionales éste aspecto es tan evidente que cualquier pequeño roce puede conducir a un conflicto mayor. Con frecuencia hay ofensas, insultos y reclamos y se suele caer en un circulo vicioso en el que no paramos de decirle al otro lo que nos irrita de su conducta.

 

 

Peleas muy frecuentes

 

 

Las relaciones de pareja disfuncionales se caracterizan porque, a falta de una buena comunicación, no encuentran la forma de resolver sus conflictos, lo que conduce a discusiones y peleas muy frecuentes que pueden durar horas e incluso días. Es una espiral en la que cada aspecto está conectado haciendo que el ambiente sea en su mayoría tenso y poco agradable.

 

 

Ausencia de compatibilidad

 

 

Para que las cosas funcionen bien debe existir compatibilidad tanto emocional como sexual , pues esta nos permite llevar a cabo planes juntos y caminar por una misma senda. En una relación disfuncional la compatibilidad se ve muy afectada, la pareja no se entiende ni en la cama ni fuera de ella y resulta difícil trazar planes para un futuro en común.

 

 

Incomodidad y abusos

 

 

Es normal que al no estar a gusto con nuestra pareja se genere un ambiente de incomodidad entre ambos producto de todos los aspectos anteriores y es que las cosas no están funcionando como deberían. Por otra parte es una relación disfuncional los abusos tanto verbales como (en casos más extremos) físicos son comunes, al no estar a gusto drenamos nuestra frustración de esa manera, lo que afecta de forma importante nuestra autoestima y la del otro, ocasionando severos daños a nuestra moral y estado de ánimo.

 

 

¿Qué hacer?

 

 

 

Las relaciones conflictivas y disfuncionales afectan nuestra salud de forma importante, por lo que es necesario intentar solucionar la situación. Si ambos piensan y desean continuar juntos pueden recurrir a un terapista de pareja, pero si consideran que es momento de separarse lo mejor es hacerlo de forma amigable e intentar continuar con su camino. Es lo más saludable para ambos.

 

 

 

UC

Por Confirmado: Oriana Campos

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal