Cómo hacer que mi pareja funcione

¿Crees que últimamente las cosas no van bien en tu relación? Si estáis pasando por un bache es ha llegado el momento de poner todas tus fuerzas en la pareja para intentar superarlo juntos y volver a estar, de nuevo, tan unidos como antes. En el caso en el que comiences con una nueva relación y quieras hacer las cosas bien también es importante que tengas en cuenta una serie de hábitos y rutinas que son básicas para que vuestra relación sea sana y los dos miembros os sintáis a gusto el uno con el otro.

 

 

Instrucciones:

 

 

1. Lo primero que hay que tener en cuenta para que una relación funcione es que, ante cualquier discusión, pelea o malentendido debemos adoptar una actitud resolutiva. Por muy enfadados que estemos de nada nos servirá gritar y discutir durante horas, tan solo, conseguiremos un malestar generalizado y empeorar la situación. Así que, ante cualquier discusión, te recomendamos que tengas calma, que intentes mantener la mente fría y que te sientes a hablar de lo que te ha molestado.

 

 

 

Sabemos que es complicado controlar los nervios y la ira pero es imprescindible que lo intentes si quieres que tu relación vaya bien pues hablando se entiende la gente, gritando no. Por tanto, habla con tu pareja, cuéntale qué es lo que te ha molestado y poner una solución a ello, así, con una actitud resolutiva conseguiréis superar cualquier bache que se os presente.

 

 

 

2. Otro de los puntos básicos para poder hacer que una relación vaya bien es que aceptes a tu pareja tal y como es. Cuando llevamos un tiempo con alguien siempre tendemos a querer cambiarle o a procurar que haga las cosas como a nosotros nos gustaría que hiciera pero tenemos que partir de una premisa básica: cada uno es como es y eso es inamovible. Está claro que podemos ceder y adaptarnos a las necesidades de nuestro compañero/a pero nunca intentar cambiarlo por completo.

 

 

3. Es importante que si quieres que una pareja funcione os dediquéis tiempo el uno al otro. En los comienzos de las relaciones es normal que pasemos la mayor parte de nuestro tiempo libre junto a nuestra nueva pareja pero, con el tiempo, este tiempo va disminuyendo y, muchas veces, las quedadas son siempre con familiares o amigos reduciendo muchísimo vuestro momento de intimidad. Además, si vivís juntos esta situación se agrava pues parece que, al compartir espacio en casa, ya estéis el suficiente tiempo el uno con el otro pero NO es así.

 

 

 

Ir al cine, hacer una escapada romántica, salir a cenar o disfrutar de una tarde en la bolera, por ejemplo, son planes perfectos para hacer con tu pareja y dedicaros tiempo el uno al otro. Poder pasar momentos divertidos en tu relación es básico para que haya complicidad y conexión; si no se te ocurre nada, en unComo te damos algunas ideas para que sepasdivertirte en pareja.

 

 

 

4. Pero, pese a que es importante pasar tiempo juntos, también es esencial justamente lo contrario, es decir, tener tiempo para cada uno. Una pareja no significa que sea un “pack” y que se tenga que hacer todo siempre juntos, es muy sano que cada uno quede con sus amigos por separado, haga planes con otras personas y pueda disfrutar de momentos a solas sin la pareja. Este aspecto es necesario, no solo para estar un tiempo alejado de tu pareja, sino también para cultivar tus propios intereses, para dedicarte tiempo a ti mismo y para tener un poco de espacio para hacer lo que te venga en gana.

 

 

 

Ten en cuenta que es muy complicado que todo lo que a ti te interese sea también interesante para tu pareja así que no le obligues a que te acompañe a todos los sitios o eventos que quieres ir y ve con amigos tuyos con los que sí que compartas esa pasión. Además de disfrutar de tu hobby también compartirás un tiempo muy valioso con tus amistades y eso es importantísimo.

 

 

5. La confianza es la base de una relación y, si esto falla, la pareja no podrá ir bien ni ahora ni en el futuro. Saber que esa persona te respeta, te quiere y no te fallará es un aspecto básico para poder tener una relación sana y no discutir por miedos e inseguridades. En el caso de que haya habido alguna infidelidad de por medio y esto sea el motivo de la crisis que estáis viviendo, deberás decidir si estás preparado/a para perdonar a tu pareja y, si es el caso, intentar comenzar desde cero y volver a poner toda tu confianza en ella. Si no, vuestra vida a partir de ahora será un auténtico calvario: broncas, celos, sospechas, control, etcétera.

 

 

 

Así que para poder tener una base sólida en tu relación es necesario que haya confianza pues, sino, todo lo que intentes construir se desmoronará a la larga.

 

 

 

6. Otro consejo básico para hacer que una pareja funcione es que no le culpes de todo lo que está saliendo mal. Aunque tú creas que es él quien tiene más culpa que tú, lo cierto es que NO es verdad porque una relación es cosa de dos y, como dice el dicho, “dos no discuten si uno no quiere”; así que déjate de victimismos y asume tu parte de culpa, solo así, con honestidad y humildad podréis avanzar y solventar vuestros problemas.

 

 

7. Aunque parezca un tópico, lo cierto es que para que una relación funcione se debe cuidar y mimar con mucha frecuencia. Al igual que una planta que necesita de agua y cuidados para crecer, una relación de pareja es exactamente lo mismo así que cuídala, sé detallista y piensa en ella para que la evolución sea buena y, cada vez, estéis más unidos el uno con el otro.

 

 

 

En este sentido es importante no dejarse aplacar por la rutina y procurar sacar la parte más romántica y creativa para seguir sorprendiendo a nuestra pareja y hacer que se sienta única en el mundo. Un detalle de vez en cuando, un cumplido o un plan sorpresa son elementos necesarios para no perder la magia y que la relación funcione bien. En unComo te damos algunas ideas para que sepas reinventarte en pareja.

 

 

 

8. Otro punto importante para poder tener una relación sana y estable es aprender a discutir. Muchas personas se alteran demasiado durante las discusiones y se crean auténticos melodramas: gritos, lloros, insultos, etcétera. Saber mantener una discusión sin perder los nervios, siento mental y racional y, sobre todo, empatizando con tu pareja es de vital importancia para poder evolucionar correctamente y que tengáis futuro. Los gritos y los insultos no llevarán a nada más que a empeorar vuestro día a día y ensuciará la relación que estáis manteniendo.

 

 

 

Sentarse a hablar, intercambiar opiniones, intentar comprender a la otra persona y llegar a un acuerdo final para solventar el problema es el método más eficaz para poder discutir de forma calmada y resolutiva. Todas las otras discusiones no llevarán a nada más que a malestar entre vosotros y, piénsalo, ¿vale la pena?

 

 

 

9. Y no dejes de lado el sexo. En una relación, el sexo es importante pues es un momento de conexión carnal, de dejar hablar a los cuerpos y de conectar desde otro punto menos consciente y más instintivo. Los momentos de intimidad son esenciales para el devenir de una relación así que no lo dejes de lado y dedícale tiempo y atención a vuestros encuentros.

 

 

 

Dejar que la rutina y el aburrimiento se implante en la cama puede ser un punto de inflexión que haga que, poco a poco, las cosas empiecen a fallar: malos humores, discusiones por tonterías, distanciamiento, etc., son algunos de los signos que pueden ocurrir cuando falta sexo en una pareja. }

 

 

 

UC

Por Confirmado: Oriana Campos

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal