Amigo de mi pareja

No hay nada más saludable en una relación que poder relacionarte con tu pareja también como si fuera tu amigo, es decir, poder salir de fiesta con él, hacer diferentes actividades sociales y, sobre todo, poder estar en un grupo de gente de forma independiente y divertida. Hay algunas parejas que solo tienen una vida “de pareja”, es decir, hacen planes o con otras parejas o solos pero nunca saben relacionarse desde otro plano con la persona con la que comparten día a día y, esto, a la larga puede afectar a la relación porque puede hacer que terminéis aburriéndoos el uno del otro. En este artículo de unComo vamos a darte algunos consejos para que sepas cómo ser amigo de tu pareja y que, así, vuestra relación sea lo más duradera posible.

 

 

Instrucciones:

 

 

1.Si quieres ser amigo de tu pareja comenzamos haciéndote una pregunta básica que marcará ese cambio en la relación: ¿le dedicas el tiempo suficiente? Muchas veces la rutina, el día a día y confianza hace que dejemos de regar la planta de la relación y, por tanto, esta pueda terminar pudriéndose en una esquina del hogar. Para ello, es importante que pienses en tu relación, que tengas ganas de cuidarla y de prestarle la atención que se merece.

 

 

 

Piensa una cosa: cuando viene un amigo a casa, ¿verdad que apagas la TV, le das algo de beber y estás solo por él? Pues haz lo mismo con tu pareja, ¡es muy fácil! Tan solo deberás prestarle atención cuando llegue, preguntarle qué tal está, dedicarle aunque sean 30 minutos y, así, poder saber cómo os va el día sin que la conversación se centre únicamente en la cena que vais a tomar o en las obligaciones que tenéis que hacer. Tomaros una copita de vino o un refresco, sentaros relajados durante un rato y hablad.

 

 

 

2.Tienes que intentar ver a tu pareja también como tu amigo y, para ello, si quieres divertirte no hace falta que llames a unos amigos sino que intenta satisfacer tus ganas de diversión saliendo con tu novio/a. Este cambio de mentalidad es importante que lo hagas si quieres convertirte en su amigo pues, así, podréis comenzar a veros como compañeros de diversión y no solo como la pareja con la que ir al cine, a cenar o a dar un paseo en la playa.

 

 

 

Ir juntos a jugar a los bolos, a un concierto, a tomar unas copas o a una discoteca pueden ser ideas buenísimas para fomentar una relación más de amistad y no tanto de pareja. Romper con lo tradicional y explorar nuevas formas de relacionaros es importante para poder reinventaros y, sobre todo, ¡nunca aburriros juntos!

 

 

 

3. Si llevas tiempo con tu pareja y no sabes muy bien qué hacer cuando estáis solos, haz el siguiente ejercicio: intenta recordar qué es lo que hacíais cuando comenzasteis a salir. Todas las parejas comienzan a estar juntas para pasar más tiempo el uno con el otro y, seguro, al principio de vuestra relación no parabais de hacer cosas y multitud de planes, ¿verdad?

 

 

 

Pues ahora es el momento de volver a recuperar esa pasión e interés por el otro, así que recuerda qué es lo que tanto os gustaba hacer y, un día cualquiera, sorprende a tu pareja con este plan. ¡Seguro que le encantará! Además, comenzar a hacer planes diferentes juntos motivará que los dos empecéis a pensar en otras actividades para disfrutar en vuestra compañía.

 

 

4. También es muy interesante empezar a cultivar un hobby en común pues, así, podréis relacionaros comos amigos además de pasar más tiempo juntos y, también, conocer a otras personas. Por ejemplo, podéis ir cada fin de semana en bicicleta a dar un paseo y, después, ir a comer fuera o tomar un picnic, también podéis probar algún deporte juntos como el pádel, el golf, etcétera.

 

 

 

Intentar hacer una actividad los dos juntos unirá vuestros lazos de pareja y hará que os lo paséis genial cuando estéis juntos. No hay nada más saludable como crearte una vida en común con tu pareja que vaya más allá de estar en casa o de ir al cine. ¡Exprimid vuestras posibilidades y verás lo mucho que puede dar de sí vuestra relación!

 

 

 

5. Para poder ser amigo de tu pareja también es importante que confiéis el uno en el otro y que os apoyéis en los buenos y malos momentos. Esta cualidad se encuentra en todo tipo de relaciones pero la diferencia básica se encuentra en que en una pareja, a veces, la relación se vicia y al final apenas se puede mantener una conversación sin discutir o sin anticiparte al pensamiento del otro. Pero ¿verdad que eso no lo haces con un amigo?

 

 

 

Si un día un amigo te llama para darte una noticia, contarte un problema o pedirle consejo lo más seguro es que dejes de hacer todo lo que estás haciendo y le prestes la máxima atención. Además, le escucharás con atención, usarás la empatía para poder aconsejarle y mantendrás al máximo el respeto por su persona. Pues haz lo mismo con tu pareja, aunque lo que te cuente no te parezca importante, para él/ella lo es así que intenta actuar del mismo modo en el que actuarías cuando estuvieras con un amigo.

 

 

 

6. También es esencial que evites al máximo la rutina en vuestra relación. De hecho, la monotonía es el máximo enemigo del amor, la pasión y el romanticismo por lo que, aunque viváis juntos, debes intentar proponer planes diferentes, cultivar esa parte más espontánea de ti misma y, sobre todo, no dejarte llevar por la corriente y el aburrimiento que asola a muchas parejas.

 

 

 

 

UC

Por Confirmado: Oriana Campos

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal