¿Es posible aplicar un congelamiento de precios en Venezuela?

El presidente Nicolás Maduro reiteró este fin de semana la posibilidad de implementar un congelamiento de precios en la economía para buscar “controlar la inflación”. Específicamente, el mandatario indicó que propondrá constitucionalizar una ley que permita la regulación de los precios y se le aplique “acción legal a los especuladores”.

 

 

 

Recordemos que Venezuela ya tiene 13 años de control de precios, ante lo cual las consecuencias han sido altamente destructivas, a saber: elevada inflación, escasez, cierre de empresas y pérdida de los procesos de innovación. El caso fue analizado a través de la sección “Análisis Estratégico” de nuestro Informe Privado Semanal.

 

 

 

En el texto, que circuló con la edición del pasado 5 de mayo, titulada “Los escenarios del caos“, se advierte la importancia de diferenciar entre un control de precios y un “congelamiento” de los mismos.

 

 

 

Ya desde mediados del 2015, el Ejecutivo permitió una flexibilización en la regulación de precios y en 2016 la entrada de bienes con referencia del tipo de cambio no oficial fue muy marcada, principalmente dentro de los rubros de alimentos, repuestos y cuidado personal. Esto sin duda ayudó a contener los niveles de escasez, y en efecto las encuestas de opinión pública empezaron a registrar una mejora en dicho indicador.

 

 

 

Ahora bien, un congelamiento de precios por Decreto, o incluso, pensada a nivel constitucional, sería una historia amplificada de lo ya vivido.

 

 

 

Ya durante el año 2007, Zimbabwe pasó por una decisión como la que se quiere aplicar en Venezuela. En medio de un proceso de hiperinflación, las autoridades gubernamentales de Zimbabwe decidieron no informar sobre la evolución de la tasa de inflación. La estimación de los técnicos del FMI de la inflación de dicho año fue de alrededor de 115.000%.

 

 

 

En medio de dicho proceso Mugabe decidió prohibir la inflación durante el 2007. Emitió un decreto que obligaba a disminuir de forma inmediata en un cincuenta por ciento todos los precios de la economía y nadie podía subirlos nuevamente (congelamiento de precios). El resultado fue caótico, las fuerzas públicas de seguridad tuvieron que multiplicarse para evitar disturbios frente a las tiendas y supermercados. Gran cantidad de comerciantes fueron detenidos.

 

 

 

En menos de una semana, los anaqueles quedaron absolutamente vacíos. Luego tuvo que ser levantando el congelamiento, ante lo cual los precios se duplicaron diariamente. La cifra oficial de inflación durante el 2008 alcanzó la cifra de doscientos treinta y un millón por ciento anual.

 

 

 

¿Cuáles serían las consecuencias si se aplica un congelamiento de precios en Venezuela?

 

 

 

1) Observaríamos una caída importante del PIB durante el 2017. Ya la reciente continuidad en las protestas está impactando el dinamismo de la actividad comercial, ante lo cual, si le agregamos un congelamiento de precios a la ecuación, podríamos estar frente a una caída este año del PIB no menor al -10% (ya desde una caída de -18% en 2016).

 

 

 

2) Empeorará de nuevo la escasez, porque los márgenes se van a ver reducidos de forma importante, por lo cual, los incentivos de importar con divisas propias a precio del mercado alternativo se hacen casi nulas. Existirá un shock importante de demanda inicial ante la aplicación de una medida de este tipo, lo cual traerá como consecuencia el vaciado de los anaqueles y la no reposición posterior de los inventarios.

 

 

 

3) Por el lado de la inflación, artificialmente será contenida, pero en el muy corto plazo se disparará de nuevo con mayor aceleración de la que ya observamos actualmente (ritmo de 15% intermensual), esto al no poder sostener la medida de congelamiento de precios.

 

 

 

Nuestra principal recomendación para protegerse como empresa ante un escenario tan peligroso como este, es adelantar todas las operaciones de cobertura para este trimestre, de forma de estar preparados para los meses siguientes. De igual forma, evalué sus líneas de producción, cuáles pueden reducidas o eliminadas, y revise la presentación de sus productos (tamaño) y el tipo, ya que la demanda no responde igual que antes pero usted necesita hacer caja para que su empresa sobreviva.

 

 

 

Por otro lado, considere el endeudamiento, ya que los bancos van a expandir de forma importante su cartera de créditos en los próximos meses ante la medida de revaluación de sus activos, por lo que esta será una excelente decisión financiera en medio de un contexto altamente inflacionario y tasas reales negativas, por supuesto adecuando siempre el endeudamiento a su capacidad de pago.

 

 

 

 

 

Banca y negocios

 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal