FEDECAMARAS rechaza reunión con el Gobierno en la OIT

La FEDERACIÓN DE CÁMARAS Y ASOCIACIONES DE COMERCIO Y PRODUCCIÓN DE VENEZUELA (FEDECAMARAS), decidió no asistir a la reunión con el Gobierno nacional, planteada para este martes 13 de junio, en la 106ª Conferencia Internacional del Trabajo (OIT), que se realiza en Ginebra, Suiza. Es evidente que no están presentes las condiciones mínimas de confianza y legitimación necesaria para sostener una primera reunión de encuentro tripartito.

 

 

 

Durante la Conferencia Internacional del Trabajo (OIT), los delegados gubernamentales de Venezuela, acusaron a FEDECAMARAS de: sabotaje; terrorismo; fascismo; contrabando, golpismo y de lleva a cabo una guerra económica, contra el Gobierno, así como de violar la Constitución y las leyes y de utilizar a la OIT con fines políticos.

 

 

 

El sector empresarial no puede seguir siendo criminalizado. Nosotros no somos el problema, somos parte de la solución.

 

 

 

FEDECAMARAS, fue invitada a la reunión por la Coordinación del Área Internacional de la Dirección General del Despacho del Ministro del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo; sin embargo, aunque la misma fue presentada ante el director general de la OIT, Guy Ryder, como una reunión tripartita, realmente no lo es.

 

 

 

Hemos podido constatar que por parte de la delegación de los trabajadores, un importante grupo de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST) se encuentra presente en la Conferencia, a diferencia de las organizaciones sindicales independientes. La ausencia de convocatoria de los representantes de los sindicatos independientes, deslegitima absolutamente el carácter tripartito que el Gobierno pretende atribuirle a la reunión.

 

 

 

Después de más 17 años sin celebrar una reunión tripartita, no puede pretenderse iniciar un diálogo efectivo, respetuoso, serio y responsable, en las condiciones señaladas.

 

 

 

FEDECAMARAS ratifica su compromiso con el diálogo como herramienta fundamental para el equilibrio social, pero sólo puede acometerse este proceso en un ambiente de confianza y buena fe, tomando en cuenta los siguientes condicionantes básicos: el cese de la intimidación y ataques verbales estigmatizantes contra FEDECAMARAS y sus dirigentes; el establecimiento de una agenda concreta y concertada de trabajo, con un cronograma de reuniones, acciones y resultados a lograr, la participación efectiva de las organizaciones sindicales de trabajadores, bajo una presencia plural y proporcional, y por último, un ambiente de discreción, sin intereses de naturaleza política.

 

 

 

FEDECAMARAS, como siempre, está dispuesta a participar en un proceso de diálogo social, pero con verdaderas condiciones de confianza y efectividad, para lo cual consideramos imprescindible contar, en cualquier mecanismo de diálogo que se inicie, con el acompañamiento permanente de un funcionario o equipo técnico de la OIT hasta la celebración del próximo Consejo de Administración del mes de noviembre de 2017. Asimismo, consideramos necesario el involucramiento y compromiso de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, durante el desarrollo del proceso.

 

 

 

 

NP

Por Confirmado: Gabriella Garcés

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal