Analistas mejoran proyecciones para economía brasileña tras anuncio del PIB

Los analistas del mercado financiero mejoraron ligeramente sus proyecciones para la economía brasileña este año luego de que el Gobierno anunciara que el Producto Interior Bruto (PIB) del país creció un 1,0 % en el primer trimestre de 2017 tras dos años seguidos de recesión.

 

 

 

El anuncio llevó a los economistas a elevar su proyección para el crecimiento económico este año desde el 0,49 % esperado hace una semana hasta el 0,50 % previsto en el sondeo divulgado hoy por el Banco Central.

 

 

 

En cuanto a la inflación de 2017, los especialistas redujeron su proyección desde el 3,95 % esperado hace una semana hasta el 3,90 % previsto en el nuevo sondeo del organismo emisor.

 

 

 

Las proyecciones forman parte del boletín Sensus, un sondeo que el Banco Central realiza semanalmente entre economistas de un centenar de instituciones financieras.

 

 

 

La divulgación del resultado positivo del PIB en el primer trimestre compensó el pesimismo que había tomado cuenta de los analistas el mes pasado por la nueva crisis política que surgió en Brasil con la decisión de la Corte Suprema de abrirle una investigación por corrupción al presidente Michel Temer.

 

 

 

El temor de los economistas es que la crisis que tiene contra las cuerdas a Temer, cuya renuncia es exigida por la oposición y hasta por parlamentarios que lo apoyaban, paralice al Gobierno y las votaciones en el Congreso de reformas económicas consideradas importantes para la recuperación de la economía.

 

 

 

Tras el surgimiento de la crisis, los economistas comenzaron a reducir sus proyecciones para el crecimiento de la economía este año y a elevar sus previsiones para la inflación.

 

 

 

El jueves pasado, sin embargo, el Gobierno conmemoró la divulgación de que la economía creció un 1 % en el primer trimestre de 2017 frente al último trimestre de 2016, y que calificó como el fin de la recesión en que se hundió la principal economía sudamericana en los dos últimos años.

 

 

 

La economía brasileña se contrajo un 3,8 % en 2015, su peor resultado en 25 años, y un 3,6 % en 2016, con lo que completó dos años seguidos de crecimiento negativo, algo que no ocurría desde la década de 1930.

 

 

 

Pese a elevar su proyección para el crecimiento económico este año hasta el 0,50 %, los analistas redujeron su previsión para la evolución del PIB en 2018 desde el 2,48 % esperado hace una semana hasta el 2,40 % proyectado en el nuevo sondeo.

 

 

 

La previsión para la inflación en 2018, en cambio, fue mantenida en el 4,40 %.

 

 

 

Tanto la inflación prevista para 2017 (3,90 %) como la esperada para 2018 (4,40 %) se encuentran por debajo de la meta que el Gobierno se impuso para ambos años, que es del 4,5 % con un margen de tolerancia de un punto y medio porcentual hacia arriba y hacia abajo.

 

 

 

La reducción de los precios ha sido provocada tanto por la recesión, que multiplicó el desempleo y redujo la renta de los trabajadores, como por la política restrictiva que el Banco Central adoptó en los últimos años de elevar los intereses para encarecer el crédito.

 

 

 

Tras alcanzar una inflación del 10,67 % en 2015, el mayor nivel en trece años, el índice cayó hasta el 6,29 % en 2016.

 

 

 

 

EFE

Por Confirmado: Gabriella Garcés

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal