Adolescente de trece años tenía una bomba lacrimógena

A las siete de la mañana los estudiantes de la Unidad Educativa Nacional Doctor Pastor Oropeza, ingresan a la institución. Pero la tranquilidad que reinaba en el plantel fue interrumpida ayer, pues a un estudiante de primer año le fue descubierta una bomba lacrimógena y luego de la intervención del Cuerpo de Policía del estado Lara, el adolescente resultó detenido. Se la enseñó a un compañero En el Pastor Oropeza, ubicado en la calle 26, entre carreras 33 y 34 de Barquisimeto, se ven clases desde primer año hasta quinto. Más de trescientos alumnos hacen vida en esta institución, en la cual han tenido algunos problemas con alumnos por la introducción de artefactos u objetos ilícitos a la institución. Algunas medidas se tomaron para la seguridad de los estudiantes y entre ellos es que los alumnos deben portar bolsos transparentes para poder observar el interior.


Se conoció que la mañana de ayer, un estudiante de primer año, quien tan solo cuenta con trece años, abrió su bolso, tipo bandolero, y le enseñó a un compañero que cargaba una bomba. El joven, alarmado, pensando que se trataba de una granada, le notificó a una profesora lo que había visto y ante la información un grupo de docentes acorralaron al infante hacia el área del patio.


Los docentes le decían al muchacho que mostrara lo que cargaba. El adolescente estaba asustado y se negaba a hacerlo, mientras los docentes continuaban convenciéndolo de que entregara la bomba. Pensamos que explotaría Los obreros de la institución comentaron que en el momento todos pensaron se trataba de una granada y que iban a explotar. De inmediato hicieron una llamada al Servicio de Emergencia 171 y enviaron a funcionarios de la Brigada Motorizada de Polilara, quienes llegaron al liceo y se percataron que se trataba de una bomba lacrimógena. Lograron controlar la situación.


Luis Rodríguez, comandante de Polilara, manifestó que la persona que no sepa de armamentos puede creer que se trate de un explosivo, porque tiene una espoleta, pero no es más que una granada de humo, es decir una bomba lacrimógena, mejor conocida como tipo piñita.


Su activación habría obligado al desalojo completo de la institución, porque su radio de alcance es de al menos 100 metros. Joven detenido Una vez que la bomba lacrimógena estaba en manos de los Polilara, procedieron a detener al adolescente de trece años, quien vestía su uniforme azul. El jovencito fue trasladado hasta la sede de la Unidad Motorizada, en donde fue entrevistado por los uniformados. También interrogaron a los docentes de la institución y llamaron a sus padres para que explicaran y supieran lo sucedido.


"Un buen amigo me la dio en el taxi”, fueron las palabras del adolescente al explicar cómo había obtenido la bomba lacrimógena, según relató el comandante de Polilara.


Rodríguez indicó que este tipo de artefactos tan solo debe estar en manos de cuerpos de seguridad que se encargan del control del orden público, como lo es la Policía del estado Lara, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional.


Cada bomba tiene un serial que indica a cuál organismo pertenece, sin embargo la incautada no poseía codificación alguna.


El caso fue pasado a manos del Ministerio Público, responsable de las investigaciones. Estiman algunos expertos en la materia que el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), se encargará de determinar de dónde provino este explosivo. Directivo ocultó la información El director del liceo Pastor Oropeza fue consultado por EL IMPULSO y los distintos medios de comunicación que hacen vida en la entidad larense, sobre la situación que allí ocurría e indicó que era totalmente falso. Personal obrero, docente y administrativo se molestaron, indicando que no debía ocultar ciertas acciones de los alumnos y mucho menos ante un hecho de tal magnitud, que si bien se pudo controlar, pudo haber causado consecuencias mayores.


Aunque el directivo negó la situación posteriormente fue visto en la Unidad Motorizada y trascendió que fue una de las personas que denunció la irregularidad.


Se espera que en las próximas horas el adolescente sea presentado ante los tribunales larenses, mientras tanto permanecerá recluido en el Centro Socioeducativo Pablo Herrera Campins, mejor conocido como el retén El Manzano. Zona Roja El liceo Pastor Oropeza se encuentra cercano a las comunidades de La Voz de Lara y El Malecón, catalogadas por ser zona roja. Explican trabajadores del plantel educativo que en la institución han tenido presencia de armas de fuego y como es una zona sola en la que no existe patrullaje alguno, se presta para que los vendedores de droga merodeen el lugar y se encarguen de manipular a los jóvenes estudiantes.


Así mismo confesaron que dentro de la institución tienen alumnos problemáticos, con los que están atentos para que no se registre algún hecho que más adelante pudieran lamentar.


Adolescente de trece años tenía una bomba lacrimógena Adolescente de trece años tenía una bomba lacrimógena Adolescente de trece años tenía una bomba lacrimógena Adolescente de trece años tenía una bomba lacrimógena

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal